Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Infierno Eterno vs La Biblia

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Infierno Eterno vs La Biblia

    Estoy recopilando pasajes que refuten la doctrina del infierno eterno sobre la aniquilación de los impíos y el fin del pecado, esto es lo que tengo, pero supongo que hay más, por favor publiquen los que se sepan.

    -Malaquías 4:1
    Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno; y todos los soberbios, y todos los que hacen maldad, serán estopa; y aquel día vendrá y los abrasará, dice Jehová de los ejércitos, el cual no les dejará ni raíz ni rama.
    -Isaías 47:14
    He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de la llama; no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten.
    -Ezequiel 28:18-19
    18 Con la multitud de tus maldades, y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, sacaré fuego de en medio de ti, el cual te consumirá, y te pondré en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran.
    19 Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser
    -Salmos 1:1
    «El piadoso será prosperado, el impío perecerá» Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
    -Salmos 21:9
    Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira; el SEÑOR los deshará en su furor, y fuego los consumirá.
    -Salmos 37:9
    Porque los malignos serán talados, mas los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.
    -Salmos 37:10
    Pues de aquí a poco no existirá el malo; y contemplarás sobre su lugar, y ya no estará.
    -Salmos 37:28
    Porque Jehová ama la rectitud, y no desampara a sus santos; para siempre serán guardados; mas la simiente de los impíos será cortada.
    -Salmos 52:5
    Por tanto Dios te derribará para siempre; te asolará y te arrancará de tu morada, y te desarraigará de la tierra de los vivientes. ( Selah )
    -Salmos 75:10
    Dios acabará con el poder de todos los malvados, pero aumentará el poder de los justos.
    -Mateo 13:30
    Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y en el tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; mas recoged el trigo en mi granero.
    -Nahúm 1:10
    Porque como espinas entretejidas, estando embriagados con su vino, serán consumidos como paja completamente seca.
    -Nahúm 1:15
    He aquí sobre los montes están ya los pies del que trae buenas nuevas, del que pregona la paz. Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos: porque nunca más pasará por ti el impío; él fue talado del todo.
    -Abdías 1:16
    De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, así beberán continuamente todas las gentes; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido.
    -Ezequiel 18:4
    He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.
    Editado por última vez por Kuden; https://www.foroadventista.org/member/153441-kuden en , 00:38:10.
    Shout to The Lord all the Earth let us sing
    power and majesty, praise to the King

  • #2
    Sof:3:8 Por tanto, esperadme, dijo el SEÑOR, el día que me levantaré al despojo; porque mi juicio es de coger los gentiles, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, toda la ira de mi furor; porque del fuego de mi celo será consumida toda la tierra.
    Is:34:2 Porque el SEÑOR está airado sobre todos los gentiles, y enojado sobre todo el ejército de ellos; los destruirá y los entregará al matadero.
    Shout to The Lord all the Earth let us sing
    power and majesty, praise to the King

    Comentario


    • #3
      Bueno esto te servira:

      Jesús nunca hablo del infierno. La palabra que el uso fue "Gehena", termino utilizado para referirse al valle de Hinom; era un vertedero cerca de Jerusalen donde se arrojaba basura y animales muertos para ser consumidos por el fuego. Lo que no era consumido era comido por los gusanos. Era tan impactante que Jesús lo utilizo para referirse al castigo final. Hasta que alguien decidio traducirlo como infierno.

      Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro


      Apocalipsis 21:8 Mas á los temerosos é incrédulos, á los abominables y homicidas, á los fornicarios y hechiceros, y á los idólatras, y á todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda

      ¡En la biblia al lago de fuego se le llama muerte segunda!



      Editado por última vez por Perry; https://www.foroadventista.org/member/119293-perry en , 09:38:26.

      Comentario


      • #4
        Un Fuego Eterno Que No Quema Para Siempre, ¿es posible?


        UN FUEGO ETERNO QUE NO QUEMA SIEMPRE, ¿ES POSIBLE?


        “Eterno”, “para siempre”, “eternamente” son términos encontrados en la Biblia que podrían transmitir una noción que no se corresponde a como nosotros los percibimos en nuestro idioma. Los lingüistas discuten el significado de las palabras hebreas y griegas que se traducen como “eterno” y “eternamente” en las Escrituras (olam, en hebreo; aion, aionios, en griego). Esto podría parecer confuso para un laico, pero una manera de entenderlo más fácil es comparar varias traducciones. Por ejemplo, están las traducciones de la Biblia que presentan el Salmo 23:6, “Moraré en la casa del Señor siempre”. Otras Biblias dicen, “moraré en la casa del Señor por largos días”. El original es el mismo, pero mientras que un traductor prefirió “siempre” para el olam, el otro prefirió “por largos días”, que obviamente no significa lo mismo.

        Esto también se refleja en traducciones extranjeras. En francés la versión de Louis Segond dice “jusqu'a la fin de mes jours” [hasta el fin de mis días], y en la traducción española Reina Valera dice “por largos días”.

        “SIEMPRE”, “ETERNO” Y “ETERNAMENTE” EN HEBREO Y GRIEGO

        En la ley mosaica había un arreglo por el que un esclavo serviría a su dueño “siempre” [olam] (Éxo. 21:1-6), pero este siempre es relativo a la vida de ambos, esclavo y su dueño, y depende de la longevidad de cada uno de los dos.

        Los que critican a los observadores del sábado gustan de recordarles que el pacto divino con Israel era “perpetuo”, ¡sin embargo terminó en la cruz! Así que ¿cómo es que algo que es perpetuo podría llegar a un final? En el idioma hebreo esto es posible. El término olam tiene una connotación relativa a aquello a lo que se refiere. En el Nuevo Testamento esto no es diferente. Pablo se refiere a Onésimo, el esclavo convertido que debe volver a servir a su señor “siempre [aionios]” (Filemon 15-16). ¡Ese siempre, no obstante, significa hasta el fin de la vida del esclavo (o de su dueño)! ¿Y que podemos decir nosotros acerca de “el fuego eterno” que quemó Sodoma y Gomorra pero no está quemando nada hoy? Se dice que “fueron puestos por ejemplo, sufriendo el castigo eterno” (Judas 7).

        DOS VERSÍCULOS QUE ARROJAN MUCHA LUZ

        Leyendo cuidadosamente los versículos siguientes se percibe algo que probablemente no ha llamado la atención de muchos lectores de la Biblia y eso ilustra la relatividad del significado de palabras hebreas traducidas por “eternamente” y “para siempre”. Profetizando acerca de Jerusalén, el profeta Isaías dice:
        “Porque los palacios quedarán desiertos, el bullicio de la ciudad cesará; las torres y fortalezas se volverán cuevas para siempre, donde descansen asnos monteses y los ganados hagan majada, hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto. Entonces el desierto se convertirá en campo fértil y el campo fértil será como un bosque” (Isa. 32:14-15).

        Fíjense como las expresiones “para siempre” y “hasta que” están en un contexto inmediato. ¿Como puede algo ser estipulado “para siempre . . . hasta que” un cierto hecho ocurra? Esto en español no tendría sentido, pero lo tiene en el idioma hebreo.

        Otro texto muy significativo se encuentra un poco más adelante. Refiriéndose a los edomitas, a quienes Dios había destinado “para la destrucción”, Isaías utiliza otra vez un idioma hiperbólico semejante:
        “Sus arrollos se convertirán en brea, su polvo en azufre y su tierra en brea ardiente. No se apagará de noche ni de día, sino que por siempre subirá su humo; de generación en generación quedará desolada y nunca jamás pasará nadie por ella” (Isa. 34:9-10).

        Se sabe que los edomitas desaparecieron hace muchos siglos. ¿Se podría decir que existe todavía brea ardiente subiendo de la tierra de Edom? Por supuesto que no.

        De igual manera, el castigo a los moradores de Jerusalén, debido a su violación del mandamiento del sábado, sería con fuego que no se apagaría (Jer. 17:27). Con todo, ese fuego hace mucho se extinguió y no hay ya fuego consumiendo las puertas y palacios de la antigua capital de Israel. Lo que tenemos ahí es lo que se llama hipérbole, una especie de “libertad literaria” para remarcar la gravedad de las penas. Lo mismo ocurre en Isa. 66:24, donde el profeta declara:

        “Saldrán y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí: porque su gusano no morirá, ni su fuego se apagará; y ellos serán abominables a toda carne”.

        Para enfatizar el horror del castigo tremendo reservado a los enemigos de Dios, el profeta emplea una hipérbole que habla, no de las almas que nunca mueren, sino de gusanos, en el contexto de “cadáveres”. La deshonra más grande para un israelita sería morir como un animal, sin entierro. Ahora, por supuesto, los gusanos que hicieron banquete en los cadáveres insepultos no serían inmortales, pero podrían así ser aparentemente. El idioma solo sirve para destacar la visión sangrienta de todos esos cadáveres siendo consumidos por gusanos innumerables. Y el fuego inextinguible del “vertedero revuelto” donde estarían estos cadáveres tiene el mismo significado que en Jer. 17:27, que ya vimos.

        Cristo utilizó esta metáfora en Mar. 9:48, y utilizó también otras metáforas, tales como Mat. 24:28, “dondequiera que esté el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas”.

        Es digno de mención que el apóstol Juan, en Apocalipsis, utiliza el mismo tipo de lenguaje para describir la suerte final de los impenitentes (Apo. 17:16). El mismo Juan, tenga esto presente, también utilizó ilustraciones variadas del Antiguo testamento, como cuando trata de la mujer adúltera (la iglesia corrupta al final de la historia), como Jezabel, se refiere a Babilonia, o describe la bestia de Apocalipsis 13 como si estuviera compuesta por los elementos de Daniel 7 (león, leopardo, oso...) (ver vers. 2). La raíz del idioma es algo enigmático que confunde a muchas buenas personas. ¡El fuego es eterno (como el que destruyó Sodoma y Gomorra) y quemará día y noche, con su humo que sube “para siempre”, como sucedió en la tierra de Edom hace tantos siglos!

        CLARO LENGUAJE BÍBLICO DE LA DESTRUCCIÓN COMPLETA Y TOTAL DE LOS MALVADOS

        Hay textos claros en la Biblia sobre la destrucción total de los impíos: el malvado perecerá (Sal. 37:20); será destruido (Sal. 145:20); morirá (Eze. 18:4); será devorado (Sal. 21:9); no será más (Sal. 37:10); será cortado (Pro. 2:22); se volverá cenizas (Mal. 4:3); se consumirá como el humo (Sal. 37:20); se fundirá como cera (Sal. 68:2); los que no creen en el único Hijo engendrado de Dios perecerán (Juan 3:16), porque “la paga del pecado es la muerte” (Rom. 6:23). En 2ª de Tesalonicenses 1:9, Pablo, hablando de los que rechazan el Evangelio, declara: “sufrirán pena de eterna destrucción, excluidos de la presencia del Señor, y de la gloria de su poder”. Ahora, ¿qué evoca la palabra “destrucción” sino la imagen de algo que llega a su final? ¿Y cómo es que esta “destrucción” se describe adicionalmente como “eterna”?

        [Se completará en el próximo cuadro]

        Comentario


        • #5
          [Conclusión del cuadro anterior]

          En Isaías 14:12 se representa al rey de Babilonia en un lenguaje que se interpreta generalmente que se refiere a Lucifer. El mismo se encuentra en Ezequiel 28:14, que describe al rey de Tiro, pero el lenguaje descriptivo es claramente una referencia a Satanás. Vers. 18 y 19 hablan de su caída final y la destrucción eterna con el fuego que lo transformará en cenizas, “...nunca serás más”. Como encontramos en la King James Version. Esto es el fin de Satanás, la “raiz” que con las “ramas” de sus seguidores encontrará la destrucción, como describe en Mal. 4:1-3:
          “Ciertamente viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa. Aquél día que vendrá los abrasará, dice Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. ... Pisoteareis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies en el día en que Yo actúe, dice Jehová de los ejércitos”.

          LAS PALABRAS DE JESÚS

          Jesús comparó la destrucción de los malvados con cizaña reunida en manojos para ser quemada (Mat. 13:30-40), con malos peces desechados (Mat. 13:48), con plantas malas que son arrancadas (Mat. 15:13), con árbol estéril que es cortado (Luc. 13:7), rama marchita que será lanzada en el fuego (Juan 15:6), sirvientes infieles que son destruidos (Luc. 20:16), sirviente malo que será cortado en pedazos (Mat. 24:51), galileos que perecieron (Luc. 13:2-3), 18 personas que fueron aplastadas por la torre de Siloé (Luc. 13:4-5), los antediluvianos que se ahogaron por las aguas (Luc. 17:27), las personas de Sodoma y Gomorra que fueron destruidas por el fuego (Luc. 17:29) y los sirvientes malvados que fueron matados cuando volvió su jefe (Luc. 19:14-27).

          Todas estas ilustraciones utilizadas por el Salvador describen vivamente la destrucción final de los malvados. El contraste entre el destino final de los redimidos y los perdidos es vida frente a destrucción. En Mateo 25:46 Cristo muestra la antítesis entre la “vida eterna” del redimido y la “muerte eterna” del condenado. Hay un paralelo en la suerte de ambos grupos, el carácter eterno de su destino futuro: en una mano, la vida eterna, en la otra mano, la muerte eterna. Jesús dijo: “Yo les doy [a los redimidos] la vida eterna; y ellos nunca perecerán, ni nadie los arrebatará de mi mano” (Juan 1:28).

          Y dijo también: “entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la salvación, y pocos son los que la hayan”. Dentro del contexto de estos textos no hay razón de reinterpretar la palabra “perece” o “destruye” con el significado de vida que se mantiene en tormentos interminables.

          En 2ª Pedro 3:10 tenemos el paralelo que hace el apóstol entre los que “perecieron en el diluvio y los que perecerán al fin, según lo que ha sido decretado por la misma palabra [de Dios]”. La palabra empleada por él es apollumi, o las derivadas, e el sentido de PERDICIÓN DE LOS HOMBRES IMPÍOS, como se indica claramente en el vers. 7. ¿Por casualidad, los que perecieron en el diluvio se quedaron eternamente dentro del agua sufriendo tormentos en un interminable infierno líquido?

          EL FUEGO ES INEXTINGUIBLE, PERO NO LO QUE SE QUEMA EN ÉL...

          Los que citan las referencias a las llamas del infierno-geena (Mat. 5:22,29,30; 18:8,9; 23:15; Mar. 9:48) en apoyo de la idea del tormento eterno no se dan cuenta de que, como señala John Stott [autor protestante popular], “el fuego mismo se llama “eterno” e “inextinguible”, pero sería muy extraño que lo que se arroja en él se revele indestructible. Nuestra expectativa sería lo contrario: se consumiría para siempre, no sería atormentado siempre. Así será el humo (la evidencia de que el fuego ha alcanzado su trabajo) que sube eternamente (Apocalipsis 14:11; ver 19:3).

          Ninguna de las alusiones de Cristo a las llamas del infierno-geena, indica que el infierno es un lugar de tormento interminable. Lo que es eterno e inextinguible no es el castigo, sino el fuego que, como en el caso de Sodoma y Gomorra, como ya vimos en la discusión de Judas 7, causa la destrucción completa y permanente del impío, una condición que permanece para siempre. El fuego es inextinguible porque no se puede satisfacer hasta que consuma toda la materia combustible. En Ezequiel 20:47-48 encontramos también la mención a un fuego que destruye los enemigos de Dios, y no se apaga. Esto es así porque “Yo el Señor lo he encendido”. En el contexto entero el lenguaje es de venganza y tiene la tendencia de “consumirlo” (ver Eze. 21:31-32:
          “Y tu serás el combustible del fuego”, y 22:20 “en medio del horno, para encender el fuego...fundirlos...y yo los fundiré...”). Así, el “inextinguible” fuego lo es en el sentido de que procede de Dios y nadie sea capaz de extinguirlo. Es así, inextinguible en un contexto claro que trata con la destrucción total por el fuego.

          La destrucción implica aniquilación. La destrucción de los malvados es eterna, no porque el proceso de su destrucción continúa por siempre, sino porque sus resultados son permanentes. De la misma manera, el resultado de “el castigo eterno” de Mateo 25:46 es permanente. Es un castigo que tiene como resultado su destrucción o la aniquilación eternas, que se llama también “segunda muerte”.

          Hablando de “segunda muerte”, esto es lo que caracteriza el “lago de fuego”, descrito por Juan en Apocalipsis, que ocurre en la tierra (20:9-10, 14). Después de describir el lago de fuego que recibe muerte y el infierno [la tumba], Juan pasa a hablar de “un cielo nuevo y una tierra nueva” (Apo. 1:1) en la secuencia inmediata, sin informar nada acerca de que tal lago de fuego se haya transferido a alguna otra parte del universo para mantenerlo ardiendo eternamente.

          PENSAMIENTOS FINALES

          El apóstol Pablo Dijo esto “En el [Dios] vivimos, y nos movemos, y tenemos nuestro ser” (Hech. 17:28). Cada existencia de hombres y animales depende de Dios. No importa lo bien elaborados que sean los argumentos empleados, dentro de la retórica más refinada y “lógicas” explicaciones, no hay manera de justificar al Creador preservando la vida de billones de sus criaturas con el único propósito de que vivan a través de la eternidad sufriendo por errores cometidos durante algunas décadas de la vida (o incluso menos de una década). La noción de un infierno ardiendo eternamente, que nunca completará su trabajo destructivo, es incompatible con la noción de que Dios es amor y justicia. ¡Y hay los que enseñan incluso que Dios “predestinó” a algunos a ser salvados, mientras que los que se pierden lo son porque no estaban entre los “elegidos”! Nacieron para vivir quemándose eternamente más tarde!. . . no es extraña la cantidad de ateos, agnósticos y materialistas que han habitado el planeta.

          En contraste, aquellos que no tuvieron la felicidad de ver a sus amados compartiendo la bendita eternidad (ciertamente, no muchos) sentirán en consuelo de saber que ellos no son condenados a pasar la eternidad ardiendo en un fuego que nunca se extinguirá, especialmente como aquellos que serán capaces de acceder a los registros celestiales para entender las razones por las que ellos no fueron salvados (ver 1a. de Corintios 6:2-3) ellos sabrán que en su destrucción la justicia y la misericordia fueron completamente cumplidas.

          Cuando alguien sufre durante años de una enfermedad terminal y llega a su fin, el comentario es a menudo: “por lo menos descansó y dejó de sufrir”. Los parientes y los amigos se sienten aliviados. Lo mismo sucederá cuando el “cáncer” del pecado sea eliminado de una vez para siempre del universo, para ser purificado totalmente de cualquier resto de iniquidad, porque la promesa de la Biblia es que “según su promesa esperamos cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales reinará la justicia” (2ª Pedro 3:13).

          Comentario


          • #6
            que buen tema..

            Comentario


            • #7
              Que manjar de conocimiento....

              Excelentisimo aporte mi estimado Azenilto Brito! Dios te continué bendiciendo!!
              "¿Que es la justificación por la fe? Es la obra de Dios que abate en el polvo la gloria del hombre, y hace por el hombre lo que esté no puede hacer por si mismo" (TM 456)

              Comentario


              • #8
                Mt:24:51 y le cortará por medio, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

                Lc:13:7 Y dijo al viñero: He aquí tres años ha que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala, ¿por qué ocupará aún la tierra?

                Lc:20:16 Vendrá, y destruirá a estos labradores, y dará su viña a otros. Cuando ellos oyeron esto, dijeron: ¡Que no sea así!

                Mt:24:51 y le cortará por medio, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

                Lc:13:2 Y respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque han padecido tales cosas, hayan sido más pecadores que todos los Galileos?
                Lc:13:3 No, os digo; antes si no os enmendares, todos pereceréis igualmente.

                Lc:19:14 Pero sus ciudadanos le aborrecían, y enviaron tras de él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros.
                Lc:19:15 Y aconteció, que vuelto él, habiendo tomado el reino, mandó llamar a sí a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno.
                Lc:19:16 Y vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.
                Lc:19:17 Y él le dice: Está bien, buen siervo; pues que en lo poco has sido fiel, tendrás potestad sobre diez ciudades.
                Lc:19:18 Y vino el segundo, diciendo: Señor, tu mina ha hecho cinco minas.
                Lc:19:19 Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades.
                Lc:19:20 Y vino otro, diciendo: Señor, he aquí tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo;
                Lc:19:21 porque tuve miedo de ti, que eres hombre recio; tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste.
                Lc:19:22 Entonces él le dijo: Mal siervo, de tu boca te juzgo. Sabías que yo era hombre recio, que quito lo que no puse, y que siego lo que no sembré;
                Lc:19:23 ¿por qué, no diste mi dinero al banco, y yo viniendo lo recibiera con el logro?
                Lc:19:24 Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al que tiene las diez minas.
                Lc:19:25 Y ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas.
                Lc:19:26 Pues yo os digo que a cualquiera que tuviere, le será dado; mas al que no tuviere, aun lo que tiene le será quitado.
                Lc:19:27 Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y degolladlos delante de mí.

                2 P:3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo, serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están, serán quemadas.

                Ez:21:31 Y derramaré sobre ti mi ira; el fuego de mi enojo haré soplar sobre ti, y te entregaré en mano de hombres temerarios, artífices de destrucción.
                Ez:21:32 Del fuego serás para ser consumido; tu sangre será en medio de la tierra; no habrá más memoria de ti: porque yo, el SEÑOR, he hablado.
                Shout to The Lord all the Earth let us sing
                power and majesty, praise to the King

                Comentario


                • #9
                  Hola hermanos les recomiendo este artículo con todos los textos sobre la aniquilación de los impíos, este artículo está en portugués.

                  https://leandroquadros.com.br/152-ve...mo-dos-impios/

                  Comentario

                  Trabajando...
                  X