Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Verdaderos Cristianos

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Verdaderos Cristianos

    Hola queridos hermanos.

    Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano 1 Juan 4: 7-21

    Queridos hermanos, me dirijo hacia ustedes por un motivo especial. Nosotros somos humanos y pecadores, por eso cometemos faltas y tenemos la necesidad de estar íntimamente ligados a Dios. Últimamente estuve leyendo mucho el Deseado de toda las Gentes, los evangelios y un poco las cartas. Todo esto por algunas razones:
    1 Entre tantas discusiones teológicas, doctrinales, interpretaciones y demás; he visto cómo se va perdiendo el amor a nuestro prójimo y a Dios mismo.
    2 Hace cuatro años me distancié un poco de la IASD dado a la frialdad (por no decir falsedad de muchos, no todos aclaro) y la indiferencia de muchos hermanos. En aquel entonces solía tener mucho prejuicio y criticar por demás. Luego de un tiempo, intentando remediar mi mal, me di cuenta de un gran problema.
    3 Jesús le respondió al intérprete de la ley: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De esto dos mandamientos depende toda la ley y los profetas” Mateo 22:37-40. Noté que el cumplimiento de estos dos mandamientos que engloban a los diez los estaba tomando muy livianamente.
    4 Con esto noté que también estaba en el mismo error que muchos en encerrarme en mis ideas y de no preocuparme por mi hermano.

    Con todo esto y leyendo el texto que puse al principio… si yo por defender una posición doctrinal o profética agredo a mi hermano y me desligo totalmente de él ¿Estaré cometiendo una falta? Si yo le cierro mis puertas y no hablo más al corazón de esa persona ¿Seré salvo? ¿Cuál es el límite?
    Y si yo no tengo amor en mi corazón, ¿Quién gobierna mi vida? ¿Entiendo realmente de qué amor me habla Dios?.
    Todos estos planteos los hago dado a la tristeza que me genera todas estas peleas que están habiendo en la IASD y como algunos de nuestros ministros en vez de ser pastores del rebaño son lobos rapaces.
    Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano
    Yo creo que esto hace una gran marca entre los verdaderos cristianos que tienen el Espíritu de Dios y los que no.
    Editado por última vez por charlymdq; 23/02/2010, 17:06:35. Razón: Preocupación por la falta de sincero amor entre los hermanos

  • #2
    Esperemos poner en práctica cada uno de esos principios expuestas divinamente en las Escrituras. Por consiguiente, esto no justifica, elude o permite que los errores puedan ser diseminados entre los hermanos de la fe adventista.

    Procuremos cada día imitar a Jesucristo nuestra gran modelo.

    Saludos y Bendiciones

    Comentario


    • #3
      ¿Saben cuántos errores serían evitados si se pusiese lo de 1 Juan 4:7-21 en práctica? Muchos creen que hay cosas que son diseminadas a propósito, ¿Cómo saberlo? Si es de Dios, no podrán tapar esa verdad ni destruirla. Si Dios la levantó no podrán acallarla. Ahora si es levantada por el enemigo no perdurará. Pero muchos caemos en el error de dar por asentadas y seguras las cosas en que creemos cuando la Biblia es una fuente inagotable de conocimiento. ¿Cómo hacía la primera iglesia primitiva para mantenerse unida? Había Judíos, Griegos y gentes de otras nacionalidades. Pues tenían el "primer amor" y la primera amonestación de Dios hacia sus hijos es que lo estaban dejando.

      No justifico, como escribió mi Joelice, que se reparta la mentira. Pero estemos despiertos, el enemigo nunca larga un engaño de manera estrepitosa ni tan clara, mas bien actúa de a poco, infiltrándose y poniendo de a un granito de arena a la vez hasta que llega el punto en que llegamos a creer que ese médano de arena siempre estuvo allí. ¿Y cómo nos liberaremos de ese engaño?

      "Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libre" Juan 8:31,32

      ¡Claro que si! Jesús es nuestra verdad, El nos da a conocer su palabra y solo en El somos libres de las garras del enemigo. Con Jesús somos libres, si no estamos con El, somos esclavos del enemigo.

      Por lo tanto, debemos tener el primer amor, tener la verdad divina y ser libres en Cristo siempre guardando su preceptos.

      Comentario


      • #4
        Originalmente publicado por Joelice Ver Mensaje
        Esperemos poner en práctica cada uno de esos principios expuestas divinamente en las Escrituras. Por consiguiente, esto no justifica, elude o permite que los errores puedan ser diseminados entre los hermanos de la fe adventista.

        Procuremos cada día imitar a Jesucristo nuestra gran modelo.

        Saludos y Bendiciones

        Joelice,
        Solo estoy probando mi entrada en este foro,

        Saludos

        Comentario


        • #5
          mateo 13:
          24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
          25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
          26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.
          27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?
          28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?
          29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.
          30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

          significado:
          36 Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.
          37 Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.
          38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.
          39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.
          40 De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.
          41 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad,
          42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.
          43 Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.


          es muy sabido que en un bosque o campo las plantas compiten entre si por crecer y que en muchas ocasiones la maleza termina creciendo mas que las plantas que generan buenos frutos. igual sucede en las iglesias donde la maleza o como dice la parabola cizaña crece y se hace notar mas que el verdadero trigo, pero no debemos dejar que esto mine nuestra fe y que por culpa de la cizaña perdamos nuestra salvacion.

          es la hora de dejar de fijar nuestros ojos en los demas y fijarlos plenamente en jesus.

          nunca olvido las palabras del hermano que me trajo a la iglesia y que me presento a Jesus y que es mi hermano mayor en la fe, recuerdo que una noche cuando se iba de viaje y le fui a despedir, y yo era alguien que apenas estaba dando sus primeros meses en el evangelio. me dijo "aunque se aparte el anciano, aunque falle el pastor... pase lo que pase nunca te apartes de la iglesia, que esta es la iglesia verdadera..."

          y con el tiempo y los años lo comprobe a la luz de la biblia, aunque dentro de nosotros halla cizaña y hallan muchos infieles, esta es la iglesia verdadera
          visita: aclaraciones white o falsasdoctrinas o Paz y esperanza deneto

          Comentario


          • #6
            "es muy sabido que en un bosque o campo las plantas compiten entre si por crecer y que en muchas ocasiones la maleza termina creciendo mas que las plantas que generan buenos frutos. igual sucede en las iglesias donde la maleza o como dice la parabola cizaña crece y se hace notar mas que el verdadero trigo, pero no debemos dejar que esto mine nuestra fe y que por culpa de la cizaña perdamos nuestra salvacion.

            es la hora de dejar de fijar nuestros ojos en los demas y fijarlos plenamente en jesus.
            "

            Eso es cierto. Y por algo el dueño del campo también dijo que esperen a que maduren los granos para separar el trigo de la cizaña. Muchas veces la crítica y la disputa parecen extraer el trigo verde que a la vista de ellos parece cizaña. Gracias a Dios que el puede ver nuestros corazones y sabe lo mas intimo de cada uno de nosotros. ¡Que bueno que El juzga!

            Bendiciones a todos!!!!

            Comentario


            • #7
              Muy bien, hermanos, pero por otro lado hay que recordar que la iglesia tiene autoridad para reprender, censurar, disciplinar y desfraternizar...así que las directivas de las iglesias son responsables, junto con sus pastores de que no haya orden... La disciplina siempre con amor....

              Fraternalmente

              Comentario

              Trabajando...
              X