Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Maquillaje y pintura en las mujeres adventistas

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • marta5
    respondió
    Muchas gracias por vuestros interesantes consejos hermanos, los tengo en cuenta para un futuro.

    Dejar un comentario:


  • marta5
    respondió
    Así es, aunque si aún así una quiere verse más joven y bella, los maquillajes Alice in Beautyland son una muy buena opción. Gracias a que están elaborados artesanalmente con ingredientes minenales, la calidad de estos es mucho más superior a la de los maquillajes tradicionales. Os animo a probar esta revolución en el mundo de la cosmética y belleza.

    Dejar un comentario:


  • Angie
    respondió
    . No creo que usar maquillaje en buen tono sea algo malo. Esta discusion del maquillaje y los que juzgan a otras por maquillaje, joyas etc me hace acordar de una frase de una cancion de Ricardo Arjona que en su tiempo fue muy controversial, hasta fue considerada blasmefia para muchos que la escuchaban; el titulo de la cancion es Jesus verbo no sustantativo. Y la frase es la siguiente "De mi barrio la mas religiosa era dona Carlota.Hablaba de amor al projimo y me pincho cien pelotas". Lo mas importante es el corazon de las personas.
    Si alguien no conoce esa cancion la puede buscar en el internet.

    Dejar un comentario:


  • Angie
    respondió
    Creo que el maquillaje en moderacion no es malo. El problema que veo es cuando nos ponemos a juzgar a las personas por su apariencia exterior. Ricardo Arjona tiene una cancion muy controversial llamado Jesus Verbo no sustantivo. Muchos pastores adventistas consideran esa cancion una blasfemia. Si no la conocen pueden buscar la letra. Una frase dice "De mi barrio la mas religiosa era dona Carlota.Hablaba de amor al projimo y me pincho cien pelotas"
    No juzguemos a nadie por su exterior lo mas importante es lo que esta dentro del corazon de esa persona ya sea mujer o hombre.
    Me gusta el maquillaje y me maquillaba cuando iba a la iglesia.. Yo se que muchas mujeres adventistas usan maquillaje no para tentar a nadie o provocar com muchos tienen la tendencia a pensar. Algunas lo usan por que son muy palidas o tienen cicatrices y las quieren cubrir..

    Dejar un comentario:


  • Rafael 1
    respondió
    Originalmente publicado por ABELL RODMA Ver Mensaje

    Muy bueno el video. Bendiciones

    Dejar un comentario:


  • ABELL RODMA
    respondió
    Estilo de vida y conducta cristiana adventista del 7ª dia (dsa)

    Dejar un comentario:


  • elnictalope
    respondió
    mi consejo es que se maquillen... para no parecer desactualizadas... pero háganlo bien infórmense del asunto no improvisen cosas, saludos...

    Dejar un comentario:


  • Rafael 1
    respondió
    Originalmente publicado por drmarquez Ver Mensaje
    ¿Es pecaminoso embellecer el rostro?. ¿Apoco tu no te afeitas, te cortas el cabello y te peinas?. Si lo haces (y espero que sí), es para tener un buen aspecto, o ¿Acaso andas por la vida desalińado para no fingir o no aparentar y que todo mundo te conozca tal cual eres cuando te levantas por las mańanas?




    Conozco mujeres que se maquillan y usan joyas y son muy sencillas y seguramente hay otras que no se maquillan ni usan joyas y son vanidosas. Pero precisamente, porque solo Dios conoce el corazón, creo que a nosotros no nos corresponde juzgar las motivaciones por las cuales alguien se maquille y use joyas.




    Me parece que no hay mas textos que hablen específicamente de "pintarse los ojos", pero otros que tienen que ver con el adorno exterior si los hay y podemos encontrar que lo hacen de manera positiva.

    Por ejemplo, allí mismo en el libro de el profeta Ezequiel, en el capitulo 16 Dios narra la historia de Jerusalem a manera de alegoría. Hace una descripción de la ciudad como una nińa que fue abandonada por sus padres, pero Dios la rescató y la limpió, entonces dice:

    »Luego te bañé, te limpié la sangre y te froté la piel con aceites fragantes. Te vestí con ropas costosas de lino fino y de seda con bordados hermosos, y te calcé con sandalias de cuero de cabra de la mejor calidad. Te di joyas preciosas, pulseras y hermosos collares, un anillo para la nariz, aretes para las orejas y una hermosa corona para la cabeza. Así quedaste adornada con oro y plata. Tus ropas eran de lino fino con bordados hermosos. Comiste los mejores alimentos —harina selecta, miel y aceite de oliva— y te pusiste más hermosa que nunca. Parecías una reina ¡y lo eras! Tu fama pronto se extendió por todo el mundo a causa de tu belleza. Te vestí de mi esplendor y perfeccioné tu belleza, dice el SEÑOR Soberano. (Ezequiel 16:9-14 NTV)

    Luego, en los siguientes versículos, narra como lamentablemente Jerusalem se enorgulleció, cometió pecados detestables y se rebeló contra Dios.

    Ahora va mi pregunta: ¿Porqué Dios mismo utiliza, en un sentido figurado claro está, ropas finas y elegantes, aretes, pulseras, collares y toda clase de joyas preciosas para perfeccionar la belleza?! , Si el embellecimiento externo fuese algo malo, ¿Porqué Dios lo habría de comparar con su amor, su gracia y su justicia?.

    Por el momento concluyo mi participación. Feliz Sábado.

    Absolutamente de acuerdo contigo. La vanidad, tanto del hombre como la mujer, no es un pecado. El pecado empieza ahi, cuando la vanidad esta centrada en si misma, y no en Cristo. Debemos ser siempre ejemplos de modestia y reverencia dentro de la iglesia............y tambien fuera de ella. Vaya un ejemplo: si tu esta invitado a recibir a la Reina de España, tu no te vas a presentarte con la ropa con que vas al trabajo diario. En esta ocasion especial tienes que ponerte un traje especial muy elegante, como las que se usan en las bodas. Eso es simplemente mostrar respeto y cortesia. Asi mismo debe el cristiano comportarse delante del Rey de Reyes y Señor de Señoress. Bendiciones

    Dejar un comentario:


  • drmarquez
    respondió
    El embellecimiento externo no es pecado.

    Originalmente publicado por vectormg Ver Mensaje
    ...Aquí pudiera entrar de cierta manera el maquillaje, ya que sirve para "enbellecer" el rostro, "tapar o esconder defectos/arrugas manchas" y aquí se puede relacionar con un concepto religioso, el hecho de "aparentar" lo que uno no es, querer "esconder los defectos", "fingir que no están ahí" no se si me estoy explicando.*
    ¿Es pecaminoso embellecer el rostro?. ¿Apoco tu no te afeitas, te cortas el cabello y te peinas?. Si lo haces (y espero que sí), es para tener un buen aspecto, o ¿Acaso andas por la vida desalińado para no fingir o no aparentar y que todo mundo te conozca tal cual eres cuando te levantas por las mańanas?

    Originalmente publicado por vectormg Ver Mensaje
    Todo lo que hacemos, lo hacemos por una razón, Dios conoce nuestros corazones, y la Biblia condena la "vanidad", esto del maquillaje y por ejemplo el tema de las joyas, a mi parecer, entran en el tema de la "vanidad", ¿para que se pintaría una mujer sino para verse atractiva al hombre?

    Conozco mujeres que se maquillan y usan joyas y son muy sencillas y seguramente hay otras que no se maquillan ni usan joyas y son vanidosas. Pero precisamente, porque solo Dios conoce el corazón, creo que a nosotros no nos corresponde juzgar las motivaciones por las cuales alguien se maquille y use joyas.


    Originalmente publicado por vectormg Ver Mensaje
    Generalmente el maquillaje es relacionado con el paganismo en la Biblia, mayormente en contextos idólatras, es por eso que "religiosamente hablando" se le puede dar un contexto "malo".

    El ejemplo principal que tenemos de pintarse se encuentra en la historia de Jezabel en 2 Reyes 9:30 "Vino después Jehú a Jezreel; y cuando Jezabel lo oyó, se pintó los *ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomó a una ventana."Su propósito era para seducir al mensajero de Dios. Aquí se relaciona el "maquillaje" con una mujer definitivamente perversa.

    La pintura es relacionada, como mencioné, casi siempre con conceptos malos:

    Jeremías 4:30 dice así:"Y tú, destruida, ¿qué harás? Aunque te vistas de grana, aunque te *adornes con atavíos de oro, aunque pintes con antimonio tus ojos, en vano te engalanas; te menospreciarán tus amantes, buscarán tu vida."
    El texto habla de “amantes” o “amadores” lo que implica que Israel era comparada a una ramera. Esto se entiende más aun cuando las rameras eran las que se maquillaban.

    Ezequiel 23:40 "Además, enviaron por hombres que viniesen de lejos, a los cuales *había sido enviado mensajero, y he aquí vinieron; y por amor de ellos te lavaste, y pintaste tus ojos, y te ataviaste con adornos;"

    ...
    ... Bueno, creo hay mas textos que pudiera relacionarse con este tema, pero como 1ra respuesta, la considero introductoria, esperaría mas aportes de nuestros hermanos, espero haber podido ser claro y no redundante.

    P.D.: Le debo las citas de la Hna. Helena White
    Me parece que no hay mas textos que hablen específicamente de "pintarse los ojos", pero otros que tienen que ver con el adorno exterior si los hay y podemos encontrar que lo hacen de manera positiva.

    Por ejemplo, allí mismo en el libro de el profeta Ezequiel, en el capitulo 16 Dios narra la historia de Jerusalem a manera de alegoría. Hace una descripción de la ciudad como una nińa que fue abandonada por sus padres, pero Dios la rescató y la limpió, entonces dice:

    »Luego te bañé, te limpié la sangre y te froté la piel con aceites fragantes. Te vestí con ropas costosas de lino fino y de seda con bordados hermosos, y te calcé con sandalias de cuero de cabra de la mejor calidad. Te di joyas preciosas, pulseras y hermosos collares, un anillo para la nariz, aretes para las orejas y una hermosa corona para la cabeza. Así quedaste adornada con oro y plata. Tus ropas eran de lino fino con bordados hermosos. Comiste los mejores alimentos —harina selecta, miel y aceite de oliva— y te pusiste más hermosa que nunca. Parecías una reina ¡y lo eras! Tu fama pronto se extendió por todo el mundo a causa de tu belleza. Te vestí de mi esplendor y perfeccioné tu belleza, dice el SEÑOR Soberano. (Ezequiel 16:9-14 NTV)

    Luego, en los siguientes versículos, narra como lamentablemente Jerusalem se enorgulleció, cometió pecados detestables y se rebeló contra Dios.

    Ahora va mi pregunta: ¿Porqué Dios mismo utiliza, en un sentido figurado claro está, ropas finas y elegantes, aretes, pulseras, collares y toda clase de joyas preciosas para perfeccionar la belleza?! , Si el embellecimiento externo fuese algo malo, ¿Porqué Dios lo habría de comparar con su amor, su gracia y su justicia?.

    Por el momento concluyo mi participación. Feliz Sábado.

    Dejar un comentario:


  • Rafael 1
    respondió
    Originalmente publicado por vectormg Ver Mensaje
    EXACTAMENTE... nos olvidamos de los hombres, con relojes carísimos, zapatos y cintos de cuero costosos, se pintan el cabello con tratamientos constantes... en fin! muy "metrosexuales" últimamente jejeje...

    Una vez un señor recuerdo que estaba acusando que las muejeres se pintaban el cabello y se maquillaban... y en eso el pastor le pregunto "¿que no usted se pinta el bigote?" y el señor se quedo callado jajajaja... o sea, ¿porque nos pintamos el cabello o el bigote? para no vernos "tan viejos" la verdad.... vanidad de vanidades! todo es vanidad!

    Exactamente. Bendiciones

    Dejar un comentario:


  • vectormg
    respondió
    Originalmente publicado por Rafael 1 Ver Mensaje
    ...Pero seamos honestos: a los hombres tambien nos gustan las ropas caras y las joyas. No usaran cadenas ni brazaletes, pero usan relojes muy caros y de vez en cuando un anillo costoso y hasta un sujetador de corbatas de oro o plata. No se masquillan (jajajaja) pero usan estilos de pelos caros y perfumes costosos. No hay nada malos en que lo hagan...pero el que no tiene pecado, que tire la primera piedra.... ?Que me dicen, hermanos? Bendiciones
    EXACTAMENTE... nos olvidamos de los hombres, con relojes carísimos, zapatos y cintos de cuero costosos, se pintan el cabello con tratamientos constantes... en fin! muy "metrosexuales" últimamente jejeje...

    Una vez un señor recuerdo que estaba acusando que las muejeres se pintaban el cabello y se maquillaban... y en eso el pastor le pregunto "¿que no usted se pinta el bigote?" y el señor se quedo callado jajajaja... o sea, ¿porque nos pintamos el cabello o el bigote? para no vernos "tan viejos" la verdad.... vanidad de vanidades! todo es vanidad!

    Dejar un comentario:


  • vectormg
    respondió
    Originalmente publicado por drmarquez Ver Mensaje
    Estoy de acuerdo hasta aquí. El apóstol Pablo afirma este principio:

    Y quiero que las mujeres se vistan decentemente, que se adornen con modestia y sencillez, no con peinados exagerados, ni con oro, perlas o vestidos costosos. Que su adorno sean las buenas obras, como corresponde a las mujeres que quieren honrar a Dios. (1 Timoteo 2:9, 10 DHH)

    Y el apóstol Pedro también lo declara:

    Que el adorno de ustedes no consista en cosas externas, como peinados exagerados, joyas de oro o vestidos lujosos, sino en lo íntimo del corazón, en la belleza incorruptible de un espíritu suave y tranquilo. Esta belleza vale mucho delante de Dios. (1 Pedro 3:3, 4 DHH)
    Claro que si hermano, completamente de acuerdo, muy buen aporte.. esperamos su continuación. Dios le bendiga.

    Dejar un comentario:


  • Rafael 1
    respondió
    Es siempre cansador, pero muy necesario especificar que la moda que se imponia en los tiempos de Pablo son muy diferentes a los de ahora. Aceptando los dichos por Pablo y Pedro acerca de la modestia y decencia que las cristianas deben serlos , porque no son partes del mundo, y que no escierto que la modestia y la decencia implique una prohibicion o condenacion del uso moderado de la moda. Mira como son las cosas, en mi juventud (por los años 50) las damas usaban mangas y faldas muy por debajo de las rodillas, y no se pintaban los labios y usaban unos escotes bien discreto o se la tapaban completamente. y tampoco usaban ningunas joyas (solo un discreto reloj o un broche en la blusa ) Se notaba mucho la diferencia entre una cristiana y una del mundo. Puedo decirle honestamente que las cristianas de mi tiempo eran muy atractivas y bonitas sin las exageraciones que se usaban en esa epoca, porque utilizaban los medios en forma discretas y moderadas.

    Hoy los tiempos han cambiados y no puedo decir lo mismos que acabo de mencionar. He visto a muchas hermanas con unos escotes muy atrevidos. se masquillan excesivamente y muestran las rodillas de maneras provocativas. Ademas usan joyas caras e innecesarias. Para esa clase de personas, van estas amonestaciones de Pablo y Pedro. Hoy en dia es dificil reconocer a una cristiana del mundo. Eso es bien triste.

    Pero seamos honestos: a los hombres tambien nos gustan las ropas caras y las joyas. No usaran cadenas ni brazaletes, pero usan relojes muy caros y de vez en cuando un anillo costoso y hasta un sujetador de corbatas de oro o plata. No se masquillan (jajajaja) pero usan estilos de pelos caros y perfumes costosos. No hay nada malos en que lo hagan...pero el que no tiene pecado, que tire la primera piedra.... ?Que me dicen, hermanos? Bendiciones

    Dejar un comentario:


  • drmarquez
    respondió
    Originalmente publicado por vectormg Ver Mensaje
    Shalom hermano! que Dios lo bendiga

    Proverbios 31:30 nos advierte "Engañosa es la gracia y vana la hermosura, la mujer que teme a Jehováh, esa será alabada."

    Esto, según yo, en un contexto de que aquello hermoso no vale nada si no existe el temor al Señor.
    Estoy de acuerdo hasta aquí. El apóstol Pablo afirma este principio:

    Y quiero que las mujeres se vistan decentemente, que se adornen con modestia y sencillez, no con peinados exagerados, ni con oro, perlas o vestidos costosos. Que su adorno sean las buenas obras, como corresponde a las mujeres que quieren honrar a Dios. (1 Timoteo 2:9, 10 DHH)

    Y el apóstol Pedro también lo declara:

    Que el adorno de ustedes no consista en cosas externas, como peinados exagerados, joyas de oro o vestidos lujosos, sino en lo íntimo del corazón, en la belleza incorruptible de un espíritu suave y tranquilo. Esta belleza vale mucho delante de Dios. (1 Pedro 3:3, 4 DHH)

    Ambos coinciden en que para Dios lo más importante es la belleza interna. En cierta ocasión encontré un comentario interesante respecto a estos 2 versículos y me parece conveniente compartirlo.

    A primera vista, estos dos pasajes parecen establecer mandamientos estrictos que indican que las mujeres no pueden usar joyas de oro, y nunca deberían hacerse peinados. Sin embargo, cuando se considera a estos versículos en su contexto adecuado y se los compara con otros versículos en la Biblia, sus prohibiciones aparentemente estrictas en cuanto al oro y los peinados llegan a ser poco severas en un sentido, e irónicamente, más estrictas en otro sentido.

    Cuando el apóstol Pablo escribió al joven predicador Timoteo, le dio varias instrucciones en cuanto a la manera en que ciertos grupos de personas deberían conducirse en las asambleas públicas de adoración. En 1 Timoteo 2:9, Pablo presentó algunas directrices en cuanto a la manera en que las mujeres debían vestir. Pablo dijo que las mujeres debían vestir con “modestia”. La palabra griega para “modestia” es kosmioi, que significa “respetable, honorable o modesto” (Arndt, 1958, p. 445). Esta palabra básicamente involucra todo vestuario que no llama atención indebida al mostrar partes del cuerpo o demostrar vulgaridad. Luego Pablo describió lo contrario de “modestia” al mencionar tres cosas que muchas de las mujeres del primer siglo estaban usando y haciendo para atraer atención indebida: peinados ostentosos, oro y vestidos lujosos.

    En el primer siglo, muchas mujeres elaboraban peinados complicados que tomaban horas realizar y trenzar. Al describir los diseños de los peinados de tales mujeres del primer siglo, un escritor comentó:

    ¡Hablando de mantenimiento pesado! Durante finales del primer siglo, el estilo flaviano de Julia, hija de Tito, modelaba la corte con rizos arreglados en monturas de alambre en forma de medialuna. El cabello trasero estaba dividido en secciones, trenzado y luego rizado. Algunas veces el cabello era enroscado sin ser trenzado (vea “Peinados...”, 2002).

    Aparentemente, algunas mujeres estaban transformando las reuniones de adoración en espectáculos de modelaje para aventajar a sus contemporáneos con ropas llamativas caras y joyas costosas de oro. En vez de esta vulgaridad, Pablo instruyó a las mujeres a adornarse “con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”.

    En este pasaje vemos una construcción literaria que es común en la Biblia—la comparación y sustitución de algo menos deseable por algo más provechoso. En este caso particular, se debe rechazar la ropa llamativa a favor de las buenas obras y las ropas modestas. Jesús usó una construcción similar en Juan 6:27, cuando declaró: “Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará”. A primera vista, este enunciado de Jesús parece indicar que una persona no debería trabajar por la comida física. No obstante, sabemos que este no es el significa proyectado, ya que 2 Tesalonicenses 3:10 dice claramente: “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”. Entonces, ¿cuál fue el punto de Jesús? Él simplemente estaba diciendo que la comida espiritual es más importante que la comida física, y como tal, se le debía dar prioridad.

    Otro caso de una situación similar se encuentra en 1 Corintios 11:34. En este capítulo, el apóstol Pablo había estado reprendiendo a los cristianos en Corinto por abusar de la Cena del Señor. Los hermanos ricos estaban trayendo mucha comida y bebiendo, y estaban comiendo hasta que se llenaran, mientras que los hermanos pobres no tenían lo suficiente que comer. Pablo explicó a los cristianos que la Cena del Señor no se había diseñado para ser una comilona que llenara el vientre, sino una conmemoración de la muerte del Señor. En el versículo 34, escribió: “Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio”. Otra vez, en su sentido más literal, este versículo demandaría que cada persona que está hambrienta comiera en su casa—no en un restaurante, en la casa de un amigo o afuera. Desde luego, esta no fue la idea de Pablo. Él simplemente quería que los cristianos comieran para llenar sus estómagos en otro tiempo diferente al momento de la fiesta memorial de la Cena del Señor.

    Después de ver estos ejemplos, consideremos otra vez la instrucción de Pablo a Timoteo en cuanto al vestuario de las mujeres. Si tomáramos el pasaje en su sentido más literal, entonces las mujeres no pudieran hacerse peinados, usar oro o vestidos costosos. Pero, ¿cuánto debería costar un vestido para ser considerado “costoso”? Muchas de las ropas que usamos en los Estados Unidos costarían a una persona en un país del tercer mundo el salario de todo un año (Jackson, 2000). ¿Deberían nuestras mujeres venir a la adoración en ropas hechas de sacos y sandalias hechas de cartón? De hecho, en 1 Pedro 3:3-4, el pasaje paralelo a 1 Timoteo 2:9-10, el texto griego omite la palabra “lujosos” después de “vestidos”, así que realmente dice que la belleza de la mujer no debe consistir en “ponerse un vestido”. Pero, si se toma esto en su sentido más literal, este pasaje deleitaría a aquellos que practican el nudismo y confundiría a los cristianos.

    Resumiendo el significado de estos dos pasajes, vemos que Pablo y Pedro no estaban prohibiendo que una mujer usara un anillo de matrimonio o que se hiciera un peinado decente. Sin embargo, estaban instruyendo a las mujeres a concentrarse en las buenas obras y en las actitudes correctas en vez de tratar de impresionar a otros con ropas inmodestas que eran inapropiadas o excesivamente llamativas.

    Por tanto, estos versículos son menos severos en un sentido estrictamente literal, es decir, no prohíben toda utilización de oro, ropa o confección de peinados. No obstante, son más estrictos en el hecho que algunas cosas que los escritores no mencionan serían prohibidas específicamente. Por ejemplo, una mujer no pudiera llevar joyas de platino de un valor de miles de dólares y luego argumentar que los versículos no mencionan platino. Ni tampoco una cristiana pudiera ostentar en la reunión, llevando quilates de diamantes que valen decenas de miles de dólares, y argumentar que no se menciona los diamantes en el texto. Estos versículos son paralelos a los sentimientos de Cristo cuando regañó a los fariseos, diciendo: “[L]impiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia” (Mateo 23:25).

    [Como una nota final, el criterio de un vestuario modesto no se dirigió específicamente a los hombres del primer siglo, ya que ellos aparentemente no tuvieron problemas con este asunto. No obstante, las mismas reglas ciertamente se aplicarían también a ellos si tuvieran un problema con este asunto].*

    Fuente:http://espanol.apologeticspress.org/...iculos/240013*


    Después continúo. DLB

    Dejar un comentario:


  • vectormg
    respondió
    Originalmente publicado por artemiza Ver Mensaje
    La responsabilidad de pecar o no esta exclusivamente en cada uno, no puedes culpar a una hermana de que tuviste pesamientos pecaminosos por la manera en como iba vestida, Dios te va a responsabilizar a ti y solo a ti de TU pecado.... en dado caso, claro. La razon que debe tener una hermana ´para no maquillarse debe ser por que ama a Cristo y nada mas.
    Mmmm.. Si... y No hermana... osea SI porque cada uno es responsable ante Dios y no debemos andar hechándole la culpa al otro (tal y como lo hicieron los primeros 2 humanos que habitaron la tierra jajajaja) y NO, porque Jesús también nos manda a NO SER PIEDRAS DE TROPIEZO... en lo cual entra el hecho de la manera en que nos vestimos si afecta de una u otra manera a segundas y terceras personas... es un hecho innegable

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X