Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Nuestra pareja la elegimos nosotros o la elige Dios?

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #16
    Hermanos, ahora que estoy abandonando facebook, mejor me dedico a comentar en este foro muy interesante que tratan temas de igual manera importantes, y quisiera darme el privilegio de opinar y compartir mi experiencia en cuanto a este tema de elección de pareja.

    Hace tres años que entré en la Iglesia Adventista, una niña de la Iglesia (y lo digo con el más amplio respeto) que en ese entonces tenía 16 años, yo notaba que le gustaba y todo verdad, incluso le dirigía la palabra pero siempre yo desde que entré en la Iglesia a las hermanas les he hablado con intenciones de amistad, pero ella prácticamente acompañada de otra hermana, aunque no lo crean se me declaró, entonces yo le dije que no tenía ninguna intención de entablar una relación de noviazgo con nadie, porque sinceramente entré en la Iglesia buscando a Dios, y esa era mi prioridad, además considerada la edad de ella, porque según el Espíritu de Profecía en el libro Mensajes para los Jóvenes en la última sección (pueden buscarla online en www.egwwritings.org) titulada Noviazgo y Matrimonio, considera la edad como un aspecto indispensable para tomar una buena decisión, también pueden consultar el libro Cartas para los Jóvenes Enamorados, donde se exponen excelentes razones inspiradas en cuanto al aspecto de la edad, además yo siempre he tenido en mente que si algún día voy a tener un noviazgo será ya con intenciones de casarme con esa persona, por eso ahora me limito a solamente tener amistades, porque la verdad no quiero tener novias solamente para pasar el tiempo.

    Resulta entonces que el año pasado, esa chica me estaba llamando mucho la atención y entonces como la edad ya era un tanto razonable, 18 años, en serio yo era entonces el de la inicitiva de declararme a ella y pues pedirle que fuera mi novia, pero ahora les cuento lo interesante: En esos días aunque no me lo crean le pedí una señal a Dios en oración, yo sé que es delicado pedirle señales a Dios, porque si esas señales que estamos pidiendo están escritas en la Biblia y con consejos claros, es incensato pedirlas, pero yo oraba para que Él me mostrara si esa persona realmente me convenía. Estuve orando mucho al respecto para que me mostrar si me convenía tomar una decisión seria como esa, y si esa unión glorificaría su Nombre Bendito, entonces sucedió lo que incluso yo no me esperaba. El último día del año pasado ella llegó a la Iglesia acompañada de su novio, aunque ustedes no lo crean ese día salí chasqueado y realmente triste y enojado por la situación, era una combinación de sentimientos y actitudes contrarias, e incluso pasé mal alrededor de un mes, pero siempre le pedía a Dios que me diera las fuerzas para aceptar las decisiones, y entonces entendí que yo pedía una señal Dios me envió en vivo (como digo con mis amigos, una señal en 3D, full HD jajajaja), y aunque ustedes no lo crean este muchacho, el novio de ella, terminó bautizándose en la Iglesia y hoy por hoy es un miembro activo de la Iglesia.

    El punto básico de este tipo de decisiones es nuestra relación con Dios como nuestro Padre, imagínense si los hombres de Dios de antaño, se sujetaron a las decisiones de sus padres y los padres sujetados a Dios, era confiable entonces consultarle a Dios en cuanto a este asunto como lo muestra Génesis 24 es importante, a lo mejor no tengamos padres que estén en la Iglesia y que no estén sujetos a Dios, pero sí podemos consultarle con toda confianza a Dios, para que nos muestre quién será la chica que nos convenga, es decir no podemos tomar las decisiones de manera personal e individual, si nosotros tenemos una relación estrecha con Dios tomando en serio Juan 17:3, entonces seríamos valientes y decididos en tomar a Dios en semejante relación. Lo que sucede también es que hemos tomado el asunto del noviazgo como un asunto de baja importancia, pero si leyéramos los libros que les mencioné al principio, creo que nuestro punto de vista sería distinto, seríamos responsables en cuanto a esto.

    Lo que creo personalmente (y esta si es opinión personal), considero que un noviazgo debe ser el producto de un proceso. Creo que en nuestra Iglesia se fomenta muy poco las amistades entre jóvenes, la amistad debe ser parte de ese proceso de conocer a las personas y a la futura pareja.

    Vuelvo al punto principal de mi gran comentario (jejejeje), lo más importante debe ser nuestra relación diaria personal con Dios, conocerle, tenerle confianza (fe), incluirlo en nuestros planes (los que sean), incluirlo en nuestras decisiones, porque hermanos jóvenes imagínense si Dios no se equivoca, y si Él ve que le tengo confianza que deposito en Él mi vida y mi futuro en sus manos, ¿Porqué no incluir a Dios entonces en la elección de pareja? ¿Porqué no darle la oportunidad a Dios para que tenga su derecho de ser nuestro Padre, así como los hombre de Dios de antaño como Isaac confió en su padre en este asunto? Considero que conocer a Dios es todo, porque no tomaré decisiones que le desagraden y que después por una mala decisión me queje el resto de mi vida, hermanos si ustedes aún han descubierto cómo debe ser nuestra vida cristiana, les invito a que visiten mi página personal, donde está el libro Conocer a Jesús es todo, de Alejandro Bullón, espero que les haya ayudado mi comentario.

    http://www.byrontareasweb.arredemo.org

    Le dan clic sobre la foto, y listo pueden leerlo en línea o descargarlo en PDF.

    Mis estimados hermanos jóvenes, les reto a lean Mensajes para los Jóvenes Enamorados, y verán lo indispensable de incluir a Dios en nuestras deciones.

    "Una pareja perfecta es el resultado de dos voluntades: la voluntad divina y la voluntad humana"

    Comentario

    Trabajando...
    X