Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Fuerza para alcanzar fortaleza

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Fuerza para alcanzar fortaleza

    Fuerza para alcanzar la fortaleza



    Enseguida después de su bautismo Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto. En aquellos solitarios parajes. Jesús pronunció las palabras que permanecerán para siempre, como la clave para una vida poderosa y feliz:
    “ No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

    Debemos ver la palabra de Dios no como un deber de estudiarla, sino como una carta de amo.
    ¿Qué hace un joven cuando recibe una carta de su enamorada? ¿Piensa: oh que fastidio, no tengo ganas de leer esta carta, estoy cansado, pero voy a darle una mirada por disciplina? NO, claro que no dice eso.
    El joven recibe la carta con expectativa, la abre y la devora con ansiedad cada una de las palabras. ¿ y qué más hace? ¿La tirará a la basura? NO. La guarda en el bolsillo. Dos minutos después saca la carta, vuelve a leerla y la guarda nuevamente. Antes que pasen cinco minutos, la busca de nuevo y la lee con la misma ansiedad que la primera vez. Una y otra y mil veces. De repente, ya no precisa leerla,
    la memorizó completamente con puntos y comas. Pero aun así continúa leyéndola.
    ¿Dónde está el secreto? ¿Por qué tanta ansiedad para leer una carta? ¿Por qué no se cansa de hacerlo?
    La palabra clave es AMOR. El joven ama a la persona que escribió esa carta.

    La Biblia no es como un código de normas y prohibiciones. No es un compendio de la historia errante de un pueblo. No es un libro sobre medidas, nombres y colores. No es un libro de animales extraños y simbolismos proféticos. La Biblia aunque contiene un poco de todo eso, es la más hermosa carta de amor escrita alguna vez. Es la historia de un amor loco e incomprendido. Es la historia de amor que no se cansa de esperar.
    Es una declaración de amor escrita con la tinta roja de la sangre del cordero.
    Hay un hilo escarlata que atraviesa cada una de sus páginas, desde el Génesis hasta el Apocalipsis. Es la sangre del cordero gritando desde el calvario: “HIJO TE AMO A TI, ERES LO MÁS HERMOSO QUE TENGO”
    En la Biblia encontramos historias de hombres semejantes a nosotros. Hombres que sufrieron conflictos y tentaciones. Hombres que a veces resbalaron y cayeron. Hombres y mujeres que lucharon contra sus temperamentos, complejos y pasiones, pero que vencieron por la sangre del cordero. A través de esas historias Dios te está diciendo: HIJO TU TAMBIEN LO CONSEGUIRAS, NO TE DESANIMES, MIRA HACIA DELANTE Y CONTINUA.
    Pero, como en todas las cosas, también en la vida cristiana el gran enemigo es el formalismo. La lectura mecánica no tiene mucho valor como alimento para la nueva naturaleza. La lectura de la Biblia tiene que transformarse en un momento de compañerismo y diálogo con su autor.
    Aplica lo que dice el texto a tu vida, dile a Dios lo que piensas, cuéntale como te está yendo tu vida, no tengas prisa trata de saborear cada minuto de tu diálogo con Dios.
    Es encontrarte con las promesas de un Dios que te amó hasta el fin.
    Si quieres disfrutar cada día de un encuentro lindo con Dios en el estudio de su palabra sigue estos puntos:
    1. Escoge una hora: así como tienes una determinada hora cada día para tus comidas, elige también una hora para estar a solas con Dios.
    2. Escoge un lugar: El lugar para tu comunión debe ser silencioso y donde otras personas no puedan estropear tu concentración y atención
    3. Procura tranquilizarte. Olvida, en esa hora tus preocupaciones y gasta los primeros minutos en total silencio, preparando así el corazón para la comunión con Dios.
    1. Ten en vista el objetivo de esa hora: Estás allí para meditar, hablar con Dios, para oír su voz, para orar. No permitas que ninguna otra cosa te desvíes de ese plan.
    2. Comienza con una invocación: habla con Dios con toda naturalidad. Invítalo a estar contigo en aquella hora.
    3. Usa la Biblia. El espíritu santo podrá revelarte las maravillosas verdades para tu vida cristiana.
    4. Lee otros libros devocionales además de la Biblia
    5. Un momento para la oración. Ahora está más preparado para hablar detenidamente con Dios. Como un amigo cuéntale todo lo que desees

    Ahora tan solo te resta comenzar y perseverar
    Como resultado disfrutarás más y más de la alegría de la salvación y tendrás el placer de testimoniar a los otros de tu fe y tu felicidad.
    Editado por última vez por Blanquita; https://www.foroadventista.org/member/5710-blanquita en , 23:10:57.
    Y habiendo amado a los suyos los amó hasta el fin.
    No perdamos de vista la esperanza bienaventurada que es lo que nos hace ser Cristianos victoriosos
Trabajando...
X