Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Es mejor asi… dice Dios

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Es mejor asi… dice Dios

    Hace años, un sábado de tarde, junto con otros hermanos visité a los enfermos de un hospital de especialidades; dentro de todos ellos me llamó el caso de un joven que no llegaba a los 18 años cuyas extremidades habían sido amputadas. Le hablé del mensaje de esperanza que solamente se puede obtener en Jesús. Fue cuando él empezó a llorar, le pregunté porque lloraba. Y me contó esta impactante historia:
    -Yo fui criado dentro del seno de la Iglesia Adventista, mi mamá me llevaba a los departamentos infantiles cuando era pequeño. Fui creciendo y después de que terminé la escuela primaría, en la secundaria conocí a unos “amigos” los cuales me invitaron a ingerir bebidas alcohólicas; aunque mi madre lloraba y oraba por mí, nunca hice caso y muy joven me convertí en un bebedor. Un día totalmente borracho me quedé dormido sobre las vías del tren, éste pasó y me amputó las dos piernas, fui atendido de emergencia en el hospital y me trasladaron a otro porque mi caso era grave, me estaba desangrando mucho, lamentablemente no me estaban danto la atención requerida y en una extremidad apareció la gangrena, fui trasladado aquí y lo poco que me quedaba de pierna también me lo quitaron.
    Todo esto que resumo en el párrafo anterior se tardó tiempo debido a cada palabra que me expresaba era acompañada de abundantes lágrimas. Me conmovió hasta los cimientos de mi corazón y a mi mente vinieron muchos pensamientos.
    Entonces le pregunté: Y ahora, ¿qué vas a hacer?
    El me respondió: regresar a la Iglesia, donde nunca debí haber salido.
    Para mis adentros pensé pero nunca se lo externé: ¿y ahora para qué, si ya no tienes los pies? ¿Cómo vas a ir a la iglesia? ¿Para qué sirves ahora? Pero a mi mente vino como un aguijón una rápida respuesta: “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”. (Mateo 5:29,30). Comprendí que Dios en su infinita misericordia había permitido que aquel joven perdiera sus piernas, porque ellas eran quienes permitían que él fuera a la cantina (bar) para emborracharse. Eso quería y quiere decir que la misericordia de Dios es grande.
    Finalmente oré con él y por él, y le dije que si no había muerto era porque Dios tenía un plan para él, que muchas veces no conocemos los planes de Dios, le animé a seguir adelante en los planes que él tenía de volver a la Iglesia.
    Solo pregúntate a ti mismo: ¿Qué hubiera sido de mí si yo hubiese sido ese joven? Hace poco pregunté por él, y me dijeron que iba a la Iglesia en silla de ruedas; la verdad que tristeza por su condición, pero qué alegría saber que el Señor muestra su misericordia cuando hay verdadero arrepentimiento aún para los más grandes pecadores.
    ¿Será que Dios lo castigó por abandonarlo? Déjame decirte que Dios no castiga, simplemente recibimos las consecuencias de haber desobedecido las leyes que Dios dejó. Déjame poner un ejemplo. ¿Qué sucede si violas la ley de la gravitación universal? Suponiendo que estás en lo alto de un edificio y te tiras, lo que menos puedes recibir es golpes y fracturas, pero se supone que podrías morir al impacto contra el pavimento. Bien, responde ahora: ¿recibiste un castigo por el simple hecho de tirarte hacia abajo? La respuesta es un rotundo NO. Simplemente, que como violaste la ley de la gravedad, caíste y sufriste las consecuencias. Eso es exactamente lo mismo cuando violamos las leyes que Dios puso para nuestro bien, nosotros las vemos como una carga, pero esas leyes son una bendición al obedecerlas; pero nosotros no debemos obedecerlas para que nos vaya bien, sino que nosotros las obedecemos como el resultado de una relación de intimidad con nuestro Dios, es decir, por amor a Dios obedecemos esas leyes, y cuando las obedecemos de ésta manera, lo veremos como parte de la misericordia de Él, de lo contrario, lo veremos como una carga para la humanidad pecaminosa. ¿Qué crees tú?
    Esta historia es 100% real, y puedo escribirte más argumentos o más reflexiones, es decir, lo que he aprendido de esta cruel verdad para con ese joven, pero prefiero dejar que sea el Espíritu Santo quien te hable después de leer, y que si por alguna razón tú estas cometiendo un pecado oculto o haces algo que desagrade al Señor, te arrepientas antes de que sea demasiado tarde.

    Tu hermano en Cristo:
    Alberto Ignot Lázaro

  • #2
    Gracias Hno. Alberto por compartir esta experiencia

    Así como el pastor ama a sus ovejas, y no puede descansar cuando le falta aunque solo sea una, así, pero en un grado infinitamente superior Dios ama a toda alma descarriada. Los hombres pueden negar el derecho de su amor, pueden apartarse de él ,pueden escoger otro amo; y sin embargo pertenecen a Dios , y Él anhela el recobrar a los suyos
    El cielo espera y anhela el regreso de sus hijos que se han alejado de su redil

    Espero que muchos lean tu historia , para que busquen al Señor mientras pueda ser hallado y que no tengamos que pasar por cosas muy duras para regresar al Señor
    Bendiciones para ti mi bello hermano

    Y habiendo amado a los suyos los amó hasta el fin.
    No perdamos de vista la esperanza bienaventurada que es lo que nos hace ser Cristianos victoriosos

    Comentario


    • #3
      Gracias

      Gracias por leer, seguiré compartiendo testimonios, son muy lindos, y eso me ha ayudado a seguir adelante, pese a las adversidades.
      Gracias nuevamente.
      Alberto Ignot

      Comentario


      • #4
        Los leere

        Originalmente publicado por Ignot Ver Mensaje
        Gracias por leer, seguiré compartiendo testimonios, son muy lindos, y eso me ha ayudado a seguir adelante, pese a las adversidades.
        Gracias nuevamente.
        Alberto Ignot
        Hola hermano, gracias por compartir este testimonios, estare atenta esperando para leer los demas, Dios nos da muestra del gran amor que tiene por nosotros .
        CREA EN MI OH DIOS, UN CORAZON LIMPIO, Y RENUEVA UN ESPIRITU RECTO DENTRO DE MI
        ***ESFUERZO HUMANO + PODER DIVINO = A EXITO***

        Comentario

        Trabajando...
        X