Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La oración

Colapsar
Este es un tema pegajoso.
X
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La oración

    La oración es la comunión con Dios que consiste generalmente en alabanza, gratitud y/o súplica. Presupone la fe de que Dios existe, oye, se interesa y "es galardonador de los que le buscan" (He. 11:6). Supone que existe una relación correcta entre el suplicante y su Creador, o que debe restaurarse dicha relación. Idealmente, la oración es una expresión de la persona hacia Dios que manifiesta amor y aprecio, el deseo de la conducción divina, la confesión del pecado o pedidos específicos. Su propósito no es tanto producir un cambio en el Señor como en el suplicante, y condicionar su mente y su vida para que Dios pueda realizar su voluntad de bien en él y por él.
    Hay oraciones en las que se pide un beneficio especial (Lc. 1:13; Ro. 10:1; Fil. 1:19; etc.), mientras otras poseen un sentido más general (Mt. 21:13; Lc. 6:12; Hch. 1:14; Ef. 1:16; 1 P. 3:7; etc.).
    La fe es un ingrediente esencial de la oración (Mt. 21:21, 22). Mediante las parábolas del amigo que llamó a medianoche (Lc. 11:5-13) y la del juez injusto (18:1-8), nuestro Señor enfatiza la importancia de la persistencia, la perseverancia y el fervor en la oración.
    Las relaciones correctas en el hogar son importantes para que las "oraciones no tengan estorbo" (1 P. 3:7).
    Un espíritu perdonador es esencial para el perdón de los propios pecados (Mt. 6:14, 15). La humildad también es un ingrediente esencial (Lc. 18:10, 11).
    La oración ha de ser ofrecida a Dios en el nombre de Cristo (Jn. 14:13, 14). Las motivadas por el egoísmo no pueden ser contestadas (Stg. 4:3), y Dios no escucha las oraciones de los que deliberadamente le desobedecen, o que tienen el propósito de desobedecerlo (Pr. 15:29; 28:9), y no se arrepienten de ello. En vista de que la oración refleja la conciencia de la necesidad y la fe en el poder de Dios de suplir lo que hace falta, él a menudo hace por nosotros, como resultado de ella, lo que de otro modo no haría. Algunas personas "no tienen" porque "no piden" (Stg. 4:2).

    ¿Cómo ha de ser la oración?
    La oración debe ser sencilla y no ostentosa (Mt. 6:5, 7).
    Para que sea respondida es esencial que el pedido esté en armonía con la voluntad de Dios. El suplicante debería orar según el ejemplo de Cristo: "Pero no sea como yo quiero, sino como tú" (Mt. 26:39). "Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye" (1 Jn. 5:14).
    Demasiado a menudo "qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles" (Ro. 8:26).
    Se deben ofrecer oraciones especiales por los enfermos (Stg. 5:14, 15), con sinceridad de corazón, con la fe sencilla de que, en su propio tiempo y manera, Dios proveerá lo que sea mejor. Así, él puede atender nuestro pedido o negarlo; y puede proveer algo mejor o hacernos esperar la respuesta hasta una mejor ocasión.

    La oración modelo que Cristo enseñó a sus discípulos, el Padrenuestro, es breve, y abarca las necesidades y aspiraciones básicas del creyente devoto (Mt. 6:9-13; Lc. 11:2-4).


    (Diccionario Bíblico Adventista)

  • #2
    Lo que no debemos de hacer al orar

    Hola, DIOS te bendiga.

    Quería compartir algo contigo, es una reflexión que me llego hace poco, quizás sea duro para ti pero en cierta forma sabes que es así, espero esto te haga reflexionar, de cómo podemos llegar a ser muchas veces. Y si este no es tu caso, Gloria a DIOS por haberte hecho perfecto jeje. DIOS te siga bendiciendo y guardando.
    Te amo en el amor precioso de nuestro DIOS.

    Estas líneas están dedicadas a toda la juventud, a todos aquellos que sabemos que existe una persona, que sabe escuchar, que es bien cuate (amigo). El Dios todo poderoso, al que le hace temblar la piernitas al diablo, y lo saca huyendo de su presencia.

    Orad si cesar dice la palabra de Dios, Si esto estamos haciendo, ¿cómo lo hacemos? ¿Qué le decimos a Dios?, ¿Sabémos pedir como conviene?, veremos algunos tipos de oraciones, que solémos hacer:

    1.- La Oración Relámpago, es la que mas acostumbramos, la realizamos casi mecánicamente y en cuestión de segundos.

    *Asi la hacemos al levantarnos por la mañana: "Señor, ayudame en este día, (al mismo tiempo buscamos el zapato bajo la cama), ayudame Señor a seguir en tu camino y a llegar a tiempo al trabajo porque se me hizo tardeeee, amen".. Esta la hacemos mientras nos alistamos.

    *Asi oramos cuando llegamos a mediodía a comer a la casa: "Señor bendice estos alimentos, (ya con un trozo de tortilla en la boca, y sirviendonos la Coca cola).Amén.... ¡¡Que falta de reverencia!!

    *Y asi oramos para dormirnos:"Señor Gracias por este día,... uuaaaagggg.(bostezo). gracias, por todo...(se nos olvida que es oracion para dormir y empezámos a bendecir alimentos). amén." (y la hacemos acostados en la cama)...¿Nos estaremos convirtiendo inconcientemente en Religiosos rutinarios?

    2.- La oración por la necesidades (egoistamente). La mayoría de las veces que nos hincamos a orar, es porque existe una necesidad, que estas enfermo, que no tienes trabajo, que ya se te acabo el gel, que necesitas pinturas que no se corran cuando estas orando, etc. pero nunca nos acordamos de orar por el prójimo. Si, dice la Biblia en Mateo 7:7 "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. ", Pero también dice en Stg 4:3 ...pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. es mas, habemos muchos que oramos asi: "Señor, te doy gracias por lo que me has dado, pero Señor desde un tiempo acá no hemos recibido mucho de ti, y hoy me postro a tus pies, porque.... mira señor, es que... no se como decirte, tu sabes que hay una novela muy suave, si, esa de "lazos de Amargura", y pues como ya has de saber ya esta en sus últimos capitulos, y el inutil de mi marido se tropezó con la tele y la trozo, y pues tu sabes señor, quiero terminar de verla, ya me perdí dos capítulos y ya quise ir a verla con la Hna. Susana, pero ahi los chamacos no dejan concentrarse, ojala Sr. que puedas concederme una, solo para terminar de ver esa novela, es mas te prometo que le voy a platicar toooda la novela a la Hna Martha, pues ella no la puede ver por que trabaja. Gracias Sr. Amen... aaahhh Sr. se me olvidava que sea a colores, y te recuerdo del carro que te he estado pidiendo para ir a los cultos foráneos, (si como no....¿y la nueva novela que?) ...Amen.".

    3.- La oración con dolor.... si pero en las rodillas, porque el piso esta muy duro. Hoy en dia los jovenes nos hemos hecho tan delicados que no nos gusta orar en lugares duros es mas, en la Iglesia cuando vamos a orar casi nos atropellamos para llegar primero al pedacito de alfombra que hay en el altar, y al orar decimos así:"Señor te doy gracias por concederme un cachito de alfombra en el altar y orar comodamente". El Señor Jesucristo, dice su palabra que subió a un monte a orar, y pues no creo que ahi hubiera estado muy cómodo orando, el Señor paso en ese lugar mucho tiempo, y jamás se quejó de estaba muy duro. Y nosotros no podemos durar 5 minutos en el piso porque ya no aguantamos las rodillas, ¡que bárbaro!, que cómodos somos los hijos de Dios.

    4.- La queja...ción.... vamos al altar a orar como si fuera el departamento de quejas, vamos y nos quejamos de todo lo que nos sucedió en el día, y oramos de esta manera: "Señor, hace como tres dias me ha estado doliendo la espalda, y ya no puedo más, sabes también que me pasó hoy, se me rompió el vestido nuevo y ahora no voy a tener que ponerme en la convención....Señor reprobé matemáticas y eso que fuí al culto el Domingo y oré mucho para pasar el exámen..(En vez de ponerte a orar para pasar la materia, ponte a estudiar, no le dejes todo a Dios, no seas cargado)." y en otras ocaciones osadamente nos quejamos de nuestro pastor y de algunos hermanos que nos amonestan. Cuando el Señor te ve venir al altar pudiera decir: hayyy nanita ahí viene el quejabanzas y ahora que le dolerá... pero aún así fiel es Dios y sabe escuchar. ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos?. Para los que se detienen mucho en el vino, Para los que van buscando la mistura. Proverbios 23:29 y 30.

    5.- La oración diacepan.. Es cuando nos dormimos orando, ¿si sabes cual es la diacepan?, a pues es una pastilla para dormir, has de cuenta que nos tomamos una... despues de unos minutitos orando empezamos a orar asi: "Gracias Dios por.. sacarme de las tin..ajas, y traerme a tu luz..andrea como estas?..." Ya ni sabemos lo que decimos hasta que nos quedamos dormidos.(esto lo digo por experiencia).

    Cuando vayamos a orar hagámoslo con los 5 sentidos, y hacerlo con mucho entendimiento por que en ocasiones tomamos la Oración como una carta a Santa Claus, le decimos que queremos, que nos duele, que necesitamos para la semana, etc... Por vida de Dios, el Señor Jesucristo no cumple caprichos.

    No hermano, mejor dale gracias a Dios por lo que te a dado y si tienes en verdad una necesidad dile Sr. tu conoces mi necesidad la dejo en tus manos y se haga tu voluntad. Creo que el Sr. ya se va a sentir un poquito más comprometido.

    No desmayes si la respuesta a la necesidad que tienes no llega, el Sr. te la dará cuando crea que estas preparado para recibirla.

    Has que tus oraciones lleguen a la precencia del Señor, hazlo de todo corazón, porque de otra manera no llegara ni al techo de tu casa.

    Sirve al Señor con todo tu corazón, no lo hagas pensando en que talvez deje de llegar el recibo de la luz... no, mira mejor ten un encuentro con él. Dile que cambie tu vida. Recíbelo en tu corazón.

    Atendamos lo que el Señor Jesucristo nos dice al repecto en su Palabra: "Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. [Stg 4:2-3]
    "La fe es la roca sobre la que se construye la felicidad duradera".

    @r£€n€

    Comentario


    • #3
      ¡¡Excelente lo que pusiste Arlene!!
      Que de ejemplos verídicos quien de nosotros alguna que otra vez ¿no hemos pasado por esto?

      Creo que todos, pero lo bueno es reaccionar a tiempo y si alguna de estas es tu situación actual en tu comunicación con Dios, está en vos que reviertas con el Señor tu comunicación.- El te estará esperando gustoso que des un primer paso, para el cambio, solo reconociendoló ya, es una buena señal.-

      Dios nos ayude a despojarnos de nosotros mismos, cuando entramos en comunión con Él.

      Bendiciones!
      The eyes of truth are always watching you... AB

      Comentario


      • #4
        Gracias

        Que Buena Reflexion Aprendi Algunas Cosas,los Invito A Que La Lan Y Mediten.un Abrazo De Aqui Pa Ya.

        Comentario


        • #5
          Hablemos con Dios de Verdad

          Gracias leyendo tus linaeas alguna cosas me tocaron esta semana he pensado mucho en la oración y todo lo que ella involucra asi que aquellos [email protected] y [email protected] que aun no han leido tus lineas HAGANLO nos acercamos al tiempo del Fin y debemos hablar mas con nuestro Dios el es NUestra Roca Firme.

          Que Dios te bendiga y que te permita seguir siendo un instrumento en sus manos.

          Coronado

          Comentario


          • #6
            gracias Por La Referencia Bibliografica.

            Comentario


            • #7
              La oración, parte vital de la experiencia cristiana

              Verdades bíblicas acerca de la comunicación con Dios.
              Cuando ora, ¿tiene usted la confianza de que Dios le contestará, o se siente indigno de la atención de Dios? ¿Son sus oraciones específicas o generales? ¿Es su vida de oración como una respuesta casual a sus necesidades y deseos, o es de alimento para su vida en el Señor Jesucristo?
              Uno de los pasajes más simples y más profundos al mismo tiempo acerca de la oración en la Biblia, lo encontramos en el Sermón del Monte, en Mateo 7:7-11: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
              ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”
              La oración no es tan sólo pedir y recibir, sino que también involucra el agradecer, adorar, y alabar al Señor y Dios. Existen dos responsabilidades en la oración – la responsabilidad de Dios y nuestra responsabilidad. Usted no puede tener lo uno sin lo otro; la oración es tanto humana como divina.
              Fíjese en la intensidad de progresión del Señor en este pasaje: “pedid… buscad… llamad.” Claramente, Jesús tenía en mente que debíamos involucrarnos activamente en el proceso de la oración. ¡La oración no es un deporte de espectador!

              Cada pedido, cada deseo de nuestro corazón, y cada necesidad deben empezar con la oración – pidiendo a Dios permiso, buscando conocer la voluntad de Él. Porque Jesucristo ha llegado a nuestra vida y porque Él ahora es nuestra vida, tenemos el derecho y la autoridad de venir a Él y hacerle una petición (Efesios 3:11-12, Hebreos 4:16).
              Dios siempre está en el proceso de contestar la oración. Este simple mensaje es el propósito principal de Mateo 7:7-11. Alguien podría preguntar, “¿Significa esto que cualquiera y todos pueden pedir, buscar, llamar y encontrar?” No, porque el Sermón del Monte está dirigido a los seguidores de Cristo. Él está hablando acerca de sus hijos.
              Existe un elemento vital en la oración que la mayoría de las personas pasan por alto – constancia en la oración. Tal vez vemos que no sucede nada, pero una demora entre lo que pedimos y cuando lo recibimos no significa que Dios no esté contestando nuestras oraciones.
              ¿Por qué Jesús pone tanto énfasis en la perseverancia? Porque Él muchas veces demora la respuesta a nuestra oración, aún si su petición es de hecho, la voluntad de Dios. ¿Por qué Dios se demora? Si Él ve en nosotros actitudes de desobediencia, rebelión, amargura, o falta de perdón, o si Él nota ciertos hábitos no saludables en nuestra manera de vivir, Dios demora la contestación para sus hijos. Tal vez, Él ya la tiene empaquetada y lista para enviársela, pero no puede ni quiere hacerlo hasta que usted esté en una posición espiritual para recibirla.
              Una segunda razón de la demora de Dios, es porque Él está en el proceso de probar nuestra sinceridad para poder construir en nosotros un espíritu sincero. Si realmente somos sinceros no daremos a conocer nuestra petición una sola vez, y luego darnos por vencidos si no recibimos contestación por algún tiempo. Es por eso, que Él nos dice que oremos, y que sigamos orando, pidiendo, buscando, y llamando. Persevere. No se dé por vencido. Resista.
              Manténgase firme – aún cuando no vea ninguna evidencia de que Dios vaya a contestar su oración de petición.
              Tercero, a menudo Dios demora la contestación de la oración para probar su fe. ¿Cómo construye Dios nuestra fe? Él lo hace al probarnos. ¿Cómo nos prueba Dios? Él lo hace al retirarse. Al usted y yo empezar a pedir, buscar y llamar, algo pasa en nuestro caminar con Dios. Cuando hablamos con Él, estamos construyendo y alimentando nuestra relación con Él. Estamos llegando a conocerlo – quién es Él y cómo Él opera. ¿Se da cuenta de que lo que Dios más quiere darle, una vez que sea un hijo(a) de Él, es a Él mismo? Él quiere que usted le conozca.
              Una cuarta razón de la demora de Dios, es para desarrollar en nosotros paciencia al perseverar en oración hasta que sea el tiempo correcto de Él. El tiempo de Dios no siempre es nuestro tiempo. Él está mucho más interesado en que le conozcamos, que en poder darnos todo lo que nuestro corazón desee tener.
              ¿Podría usted decir que la oración es una parte vital e integral de su agenda diaria? No hay forma de que Jesucristo sea mi vida a menos que yo sea un hombre de oración. Yo debo estar hablando, compartiendo, y relacionándome con Él durante todo el día. ¡Él es mi vida!
              Mi amigo cristiano, ¿por qué usted se involucra en tantas cosas que echan a un lado la oración, y empieza a servir diligentemente al Señor en sus propias fuerzas y en su propia sabiduría? Una de las razones principales por las cuales no oramos es porque no estamos dispuestos a dejar que Dios tome su bisturí y nos abra hasta lo más profundo de nuestro ser, para allí lidiar con cosas que no hemos podido superar.
              ¿Se da cuenta que uno de los hallazgos de oro más grandes en América fue descubierto a una distancia de tan solo tres pies de donde previamente se había dejado de cavar? A menudo los cristianos experimentan este mismo problema; justo más allá de donde nos damos por vencidos, justo fuera del alcance de donde desearíamos ir, está la mejor bendición de Dios.
              Ahora si Dios le dice, “Ésta no es mi voluntad,” Entonces, naturalmente usted debe dejar de orar por ello. Sin embargo, si usted cree que hay algo en lo que Dios está trabajando en su vida, o si hay una necesidad seria y muy sentida, no deje de orar. Dios tiene interés en contestarle esa oración.
              Yo puedo recordar tiempos cuando todo en mí quería detenerse, y simplemente continuaba orando y clamando a Dios. Efectivamente, de repente, y sin aviso, el velo se levantaba; y allí estaba la respuesta, mirándome a la cara. Si me hubiese dado por vencido el día anterior, yo habría tomado algunas decisiones necias por mí mismo y me hubiese perdido de lo que Dios quería darme.
              En ningún lado la Biblia dice que la oración es fácil. Hay luchas y habrá momentos cuando Satanás le ataque cuando esté de rodillas, acosándole con dudas y enviando a su mente pensamientos que le distraigan. Una de las armas más efectivas de Satanás es que usted se sienta indigno ante Dios. Esto no tiene que ver con la humildad, sino con un sentimiento enfermizo que Dios ni siquiera quiere ver en nosotros.
              Las Escrituras destruyen este temor al proclamar con valentía que usted y yo tenemos libertad en Cristo para acercarnos al mismo trono de Dios en oración. Cuando usted se acerca al Señor, no sea manso y avergonzado; ¡más bien arrodíllese ante Él y regocíjese! Exclame, “¡Señor Jesús, yo adoro tu nombre porque tu eres mi vida!" Te agradezco que pueda llegar ante ti confiadamente porque tú me has dicho que busque, pida y llame. Señor, vengo a ti. Vengo como tu hijo, con plena confianza que tú escuchas lo que digo, que tú darás dirección a mi vida y que tú contestarás mis oraciones. Te alabo y acepto de ante mano las contestaciones a mis oraciones ¡Alabado sea Dios, Amén!”
              No siempre nos gustan las respuestas que nos da Dios. Él no nos dice que nos dará cualquier cosa que queramos; más bien; Él nos promete en Mateo 7:11 que todo lo que nos da es bueno. ¿De seguro usted no querrá que Dios le dé algo que le haga daño o que destruya su vida, verdad? Por esta razón Jesús pone las limitaciones frente a nosotros; Él nos dice que sólo nos dará lo que es bueno.
              No se preocupe de pedir a Dios algo demasiado grande. Usted no puede pedir a Dios algo tan grande que Él no lo pueda hacer, si a Él le parece bien hacerlo. Dios se honra por peticiones extraordinarias, grandiosas, difíciles e imposibles cuando pedimos, buscamos, llamamos y confiamos en que nuestro Padre amante siempre nos contestará para nuestro bien.
              Si usted aplica activamente esta simple verdad, Dios transformará su vida de oración, y ésta a su vez transformará sus relaciones, su efectividad, su familia, sus negocios y todos los demás aspectos de su vida.
              "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"...Mayra Suárez

              Comentario


              • #8
                Orar a Dios

                REalmente habeces me siento desconsertado con todo lo que se dice a cerca de la Oracion, por que la verdad habeses pienso sera que Diosito escucha nuestras oraciones, a pesar de conocer todo lo referente a que una oracion sincera es escuchada por Diosito, hace buen tiempo atraz comente que tengo un problema en mi hogar, simplemente le pedi a Diosito que areglara mi situacion, sin embargo los problemas en mi hogar van empeorando, me siento desanimado, como me gustaria experimentar un cambio en mi persona y la de mi esposa, simplemente no encuentro explicacion, habese pienso que Dios no existe, pero al mismo tiempo hay algo que hace que yo no deje de ir a la Iglesia, la verdad sera que Dios me pide algo, no se necesito me ayuden, tal orando por mi familia, me siento desfallecer, e intentado por todos los medios reconquistar a mi esposa pero lamentablemente es peor o simplemente tengo que alejarme de ella, pero no SE si sera una solucion separarnos.

                Necesito me aconsejen.

                A pesar de todo lo que conozco biblicamente, es que creo que nada conozco, pedirles oren por mi hogar.


                GRACIAS

                Comentario


                • #9
                  muy bonita reflexion acerca de la oración. Dios responde siempre a nuestras oraciones lo eh comprobado en mi vida, y no siempre es la respuesta k kisieramos ni en el momento k kisieramos, pero no debemos de perder la fe y la confianza en Dios.
                  sibel

                  Comentario


                  • #10
                    Este es un tema importantísimo, es la manera de recargar nuestras energías para afrontar las pruebas de cada día y poder salir vencedores, porque sólo Dios es quien puede darnos fuerzas.
                    Si realmente oramos con fe el puede actuar por y con nosotros.
                    Es una pena que generalmente tenemos una vida tan acelerada que oramos muy poco, y casi siempre a las corridas y do dejamos que el Señor se comunique con nosotros. Esa es una artimaña de Satanás, porque sabe que si tenemos una buena comunicación con Dios, él no nos podrá hacer caer.

                    Comentario


                    • #11
                      La Oración

                      "Cuando oramos y le contamos a Dios todo lo que sucede en nuestra vida, cuando llega la noche y le abrimos el corazón para hablar sin la preocupación del reloj, no es porque debamos hacer un informe de lo que hicimos a lo largo del día, sino para crear en nosotros el sentido de dependencia y necesidad de él.

                      Aunque no hablásemos nada, y simplemente cayéramos de rodillas reconociendo que necesitamos de él, el Señor Jesús oiría y atendería nuestras necesidades.

                      Tú que eres madre tal vez consigas entender lo que estoy diciendo. Mira a ese hijito maravilloso que tienes en la falda. No sabe hablar, pero tiene necesidades: alimento, atención y el calor de la madre. Todo lo que sabe hacer es llorar, pero tú no estás esperando a que él hable para entender sus necesidades. Porque lo amas, te esfuerzas por adivinar lo que necesita. Tú eres madre en función de él. Ese pequeño bebé es objeto de todo tu cariño Y atención, sin importar si son las 8 de la noche o las 2 de la madrugada.

                      Es más o menos así como Dios nos trata. Al orar, dejas de huir de Dios. Le abres el corazón y le permites entrar. Permites que él participe de tus sueños y planes. Dejas que él tome parte de los detalles más íntimos de la vida. Tú nunca estás solo. El y tú llegan a ser una sola persona. Él en ti, santificando tu voluntad y viviendo en ti las grandes obras de victoria.

                      Ahora que ambos son uno y viven juntos, aprende a confiar en él. Aprende a no desesperarte cuando las respuestas divinas no son conforme a tus expectativas humanas. Orar es sentir la insuficiencia humana y abrir el corazón a Dios como a un amigo. Muchas veces él tendrá que decirte: "Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora, pero lo entenderás después".

                      Dios siempre dirige nuestra vida como nosotros también la dirigiríamos si pudiésemos ver el fin desde el principio, dice Elena de White (ver El Deseado de todas las gentes, pág. 197). Y el futuro se encargará de mostrar cómo las horas que pensábamos que Dios no oía nuestras oraciones, fueron las horas en que él estaba más cerca de nosotros."

                      Pr A.Bullon

                      "Tendrás confianza, porque hay esperanza, mirarás alrededor y dormirás seguro" (Job 11:18)

                      Comentario


                      • #12
                        oren por mi hijo

                        Queridos hermanos por favor oren por Luis Gustavo, no es que yo no confio en el Señor el me ha enseñado a ser muy pasiente y saber esperar lo que pasa es que muchas veces necesitamos orar por los demas y que loe demas oren por nosotros y por nuestros problemas ya lo dijce en su palabra CONFIECEN SUS FATAS UNOS A OTROS Y OREN UNOS POR OTROS, LA ORACION DEL JUSTO ES PODEROSA
                        Bendiciones hermanos

                        Comentario


                        • #13
                          Hola a todos

                          solo queria dar las gracias por este tema hace tiempo que necesitaba escuchar o leer como en este caso sobre la oracion, creo en la oracion sobre todo en la intercesora por que yo estoy viva gracias a ella, pero aveces lo olvido,olvido lo importante que y lo que me hace falta orar, por eso tambien me atrevo a pedir que oren por mi, por mi vida espiritual que es la que esta mas afectada en este momento.

                          Gracias

                          Comentario


                          • #14
                            Originalmente publicado por Arlene Ver Mensaje
                            Hola, DIOS te bendiga.

                            Quería compartir algo contigo, es una reflexión que me llego hace poco, quizás sea duro para ti pero en cierta forma sabes que es así, espero esto te haga reflexionar, de cómo podemos llegar a ser muchas veces. Y si este no es tu caso, Gloria a DIOS por haberte hecho perfecto jeje. DIOS te siga bendiciendo y guardando.
                            Te amo en el amor precioso de nuestro DIOS.

                            Estas líneas están dedicadas a toda la juventud, a todos aquellos que sabemos que existe una persona, que sabe escuchar, que es bien cuate (amigo). El Dios todo poderoso, al que le hace temblar la piernitas al diablo, y lo saca huyendo de su presencia.

                            Orad si cesar dice la palabra de Dios, Si esto estamos haciendo, ¿cómo lo hacemos? ¿Qué le decimos a Dios?, ¿Sabémos pedir como conviene?, veremos algunos tipos de oraciones, que solémos hacer:

                            1.- La Oración Relámpago, es la que mas acostumbramos, la realizamos casi mecánicamente y en cuestión de segundos.

                            *Asi la hacemos al levantarnos por la mañana: "Señor, ayudame en este día, (al mismo tiempo buscamos el zapato bajo la cama), ayudame Señor a seguir en tu camino y a llegar a tiempo al trabajo porque se me hizo tardeeee, amen".. Esta la hacemos mientras nos alistamos.

                            *Asi oramos cuando llegamos a mediodía a comer a la casa: "Señor bendice estos alimentos, (ya con un trozo de tortilla en la boca, y sirviendonos la Coca cola).Amén.... ¡¡Que falta de reverencia!!

                            *Y asi oramos para dormirnos:"Señor Gracias por este día,... uuaaaagggg.(bostezo). gracias, por todo...(se nos olvida que es oracion para dormir y empezámos a bendecir alimentos). amén." (y la hacemos acostados en la cama)...¿Nos estaremos convirtiendo inconcientemente en Religiosos rutinarios?

                            2.- La oración por la necesidades (egoistamente). La mayoría de las veces que nos hincamos a orar, es porque existe una necesidad, que estas enfermo, que no tienes trabajo, que ya se te acabo el gel, que necesitas pinturas que no se corran cuando estas orando, etc. pero nunca nos acordamos de orar por el prójimo. Si, dice la Biblia en Mateo 7:7 "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. ", Pero también dice en Stg 4:3 ...pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. es mas, habemos muchos que oramos asi: "Señor, te doy gracias por lo que me has dado, pero Señor desde un tiempo acá no hemos recibido mucho de ti, y hoy me postro a tus pies, porque.... mira señor, es que... no se como decirte, tu sabes que hay una novela muy suave, si, esa de "lazos de Amargura", y pues como ya has de saber ya esta en sus últimos capitulos, y el inutil de mi marido se tropezó con la tele y la trozo, y pues tu sabes señor, quiero terminar de verla, ya me perdí dos capítulos y ya quise ir a verla con la Hna. Susana, pero ahi los chamacos no dejan concentrarse, ojala Sr. que puedas concederme una, solo para terminar de ver esa novela, es mas te prometo que le voy a platicar toooda la novela a la Hna Martha, pues ella no la puede ver por que trabaja. Gracias Sr. Amen... aaahhh Sr. se me olvidava que sea a colores, y te recuerdo del carro que te he estado pidiendo para ir a los cultos foráneos, (si como no....¿y la nueva novela que?) ...Amen.".

                            3.- La oración con dolor.... si pero en las rodillas, porque el piso esta muy duro. Hoy en dia los jovenes nos hemos hecho tan delicados que no nos gusta orar en lugares duros es mas, en la Iglesia cuando vamos a orar casi nos atropellamos para llegar primero al pedacito de alfombra que hay en el altar, y al orar decimos así:"Señor te doy gracias por concederme un cachito de alfombra en el altar y orar comodamente". El Señor Jesucristo, dice su palabra que subió a un monte a orar, y pues no creo que ahi hubiera estado muy cómodo orando, el Señor paso en ese lugar mucho tiempo, y jamás se quejó de estaba muy duro. Y nosotros no podemos durar 5 minutos en el piso porque ya no aguantamos las rodillas, ¡que bárbaro!, que cómodos somos los hijos de Dios.

                            4.- La queja...ción.... vamos al altar a orar como si fuera el departamento de quejas, vamos y nos quejamos de todo lo que nos sucedió en el día, y oramos de esta manera: "Señor, hace como tres dias me ha estado doliendo la espalda, y ya no puedo más, sabes también que me pasó hoy, se me rompió el vestido nuevo y ahora no voy a tener que ponerme en la convención....Señor reprobé matemáticas y eso que fuí al culto el Domingo y oré mucho para pasar el exámen..(En vez de ponerte a orar para pasar la materia, ponte a estudiar, no le dejes todo a Dios, no seas cargado)." y en otras ocaciones osadamente nos quejamos de nuestro pastor y de algunos hermanos que nos amonestan. Cuando el Señor te ve venir al altar pudiera decir: hayyy nanita ahí viene el quejabanzas y ahora que le dolerá... pero aún así fiel es Dios y sabe escuchar. ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos?. Para los que se detienen mucho en el vino, Para los que van buscando la mistura. Proverbios 23:29 y 30.

                            5.- La oración diacepan.. Es cuando nos dormimos orando, ¿si sabes cual es la diacepan?, a pues es una pastilla para dormir, has de cuenta que nos tomamos una... despues de unos minutitos orando empezamos a orar asi: "Gracias Dios por.. sacarme de las tin..ajas, y traerme a tu luz..andrea como estas?..." Ya ni sabemos lo que decimos hasta que nos quedamos dormidos.(esto lo digo por experiencia).

                            Cuando vayamos a orar hagámoslo con los 5 sentidos, y hacerlo con mucho entendimiento por que en ocasiones tomamos la Oración como una carta a Santa Claus, le decimos que queremos, que nos duele, que necesitamos para la semana, etc... Por vida de Dios, el Señor Jesucristo no cumple caprichos.

                            No hermano, mejor dale gracias a Dios por lo que te a dado y si tienes en verdad una necesidad dile Sr. tu conoces mi necesidad la dejo en tus manos y se haga tu voluntad. Creo que el Sr. ya se va a sentir un poquito más comprometido.

                            No desmayes si la respuesta a la necesidad que tienes no llega, el Sr. te la dará cuando crea que estas preparado para recibirla.

                            Has que tus oraciones lleguen a la precencia del Señor, hazlo de todo corazón, porque de otra manera no llegara ni al techo de tu casa.

                            Sirve al Señor con todo tu corazón, no lo hagas pensando en que talvez deje de llegar el recibo de la luz... no, mira mejor ten un encuentro con él. Dile que cambie tu vida. Recíbelo en tu corazón.

                            Atendamos lo que el Señor Jesucristo nos dice al repecto en su Palabra: "Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. [Stg 4:2-3]
                            hola para nosotros los cristianos de esta epoca el mantener una relacion de oracion con Dios sana y constante en sinonimo de una vida espiritual sana. por es atraves de ella que yo alimento mi fe mi seguridad en Dios y pruevo a el Dios al que Adoro hay una cancion que hace referencia "como puedo yo orar a aquel en el cual no e creido "· asi como cada de las profeciones tiene su campo de accion el cristiano se desempeña como tal y libra las batallas de rodillas por que nosolo reconosco que mi vida entera depende de mi Dios si no que ademas coloco mi vida en sus manos le doy la autoridad para que el me guie.el afan de la vida las preocupaciones y la excelente extratregia elaborada por el enemigo esta encaminada a no darme tiempo para conocerme con Dios es por esto que debemos disponer y colocar un poco de volontad para hecer de la oracion la mejor extratejia para luchar contra satanas el tiempo esta cerca y nuestro señor en las puertas si nuetro señor se fortralecio por medio de la oracion cuanta mas necesidad tendremos nosotros de hacerlo?
                            Editado por última vez por sugeysauarez; https://www.foroadventista.org/member/30161-sugeysauarez en 27/09/08, 23:08:44.

                            Comentario


                            • #15
                              hola disculpen mi ignorancia pero quisiera saber si las fechas que tienen los mensajes son reales por que si es asi que lastima por este espacio por que lo han abandonado y se esta desperdiciando tanto las fechas son de hace varios dias meses y hasta años y me siento como que nadie ve los mensajes mas que blanquita que me respondio o talvez me equivoco haganmelo saber para estar segura que alguien si entra al foro bueno saludos a los que vean este mensaje dios los bendiga y por favor les pido sigan orandopor oscar g gracias

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X