Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Estamos descuidando la oración?

Colapsar
Este es un tema pegajoso.
X
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ¿Estamos descuidando la oración?

    La oración, que ha sido llamada “el aliento del alma”, es la manera como usted le habla a Dios. El hecho de que podemos realmente hablar con Dios, comunicarnos con Jesús, hace de la oración lo principal de la vida cristiana.
    ... Tener vida eterna es participar en el conocimiento de Dios. Y el propósito principal de la oración es conocer a Dios. El fin que debe perseguir la oración es la relación, la comunicación... La oración no es esencialmente un medio de comunicar nuestras necesidades. Es un medio de desarrollar y mantener una amistad con Dios.

    La oración es lo que hace que la iglesia cristiana sea diferente al club o fraternidad de organizaciones seculares. La oración hace la diferencia entre el cristianismo verdadero y las otras religiones del mundo. Sin oración no tenemos más que un Libro de información, un credo para tratar de vivir.

    La oración es probablemente la fuente de poder más descuidada en la iglesia cristiana de la actualidad. Pero se nos exhorta a orar sin cesar (ver 1 Tesalonicenses 5:17). Como ya lo hemos señalado, la oración ha sido llamada el aliento del alma. Nadie vivirá mucho tiempo sin respirar. Es una de las necesidades más críticas del cuerpo humano. Lo mismo es cierto para el cristiano, desde el punto de vista espiritual. Las circunstancias nos pueden separar del cuerpo de Cristo, del privilegio del compañerismo con otros que comparten su fe en él. Usted puede estar ciego, incapaz de leer la Palabra por usted mismo. A lo largo de los siglos, muchos héroes de Dios han sido a veces encarcelados y se los ha despojado de sus Biblias. Pero el privilegio de orar es el sistema para sostener la vida más importante para el cristiano. Está a disposición de cada cristiano. Nadie se lo puede quitar. Cada individuo tiene acceso ilimitado al Dios del universo.
    A veces algunos consideran a la oración como una especie de lista de regalos de Navidad que le pedimos al Cielo, la que presentamos para pedir la satisfacción de nuestras necesidades particulares. Pero la oración es mucho más que para obtener respuestas: es para comunicarnos con Dios. Es cierto, se nos invita a presentar nuestras necesidades a Dios en oración. Pero mucho más que eso está a nuestra disposición. Podemos hablar con él como con un Amigo. De cualquier manera, él conoce todo en cuanto a nosotros, de modo que no podríamos decirle nada que lo induzca a rechazarnos. Nunca se aburre o se cansa de oír a sus hijos.

    La promesa bíblica es que Dios oye y contesta las oraciones de su pueblo. Cuando hablamos con él llegamos a conocerlo mejor y a confiar más en él.

    Fuente: Morris Venden en Maná matinal y Cómo conocer a Dios – Un plan de 5 días.

  • #2
    Beneficios de la oración (Tomado de "El poder del amor" de Enrique Chaij)

    La oración hecha con fe nos otorga muchos beneficios. Algunos de ellos son:

    1. Nos amista con Dios.
    2. Nos proporciona paz.
    3. Nos da seguridad.
    4. Nos da fortaleza espiritual.
    5. Nos enseña a ser agradecidos.
    6. Nos ayuda a conocernos a nosotros mismos.
    7. Acrecienta nuestra fe.
    8. Cambia nuestro carácter.

    ¿Cómo se debe orar para que Dios realmente nos conteste? Toda oración tiene que reunir ciertas características.

    1. Debe pronunciarse con fe. Marcos 11:24.
    2. Debe pedirse en el nombre de Cristo. Juan 14:13, 14.
    3. Debe pedirse lo que conviene. Santiago 4:3.
    4. Debe pedirse sin maldad. Salmos 66:18.
    5. Deben guardarse los mandamientos de Dios. 1 Juan 3:22; Juan 15:7.
    6. Debe mantenerse un espíritu perdonador. Marcos 11:25.

    ---

    "La oración es la respuesta a cada problema de la vida. Ésta te pone en contacto con la Divina sabiduría, la cual sabe cómo ajustar todo perfectamente.
    A menudo no oramos en ciertas ocasiones, porque desde nuestro punto de vista el panorama no tiene esperanza alguna. Pero nada es imposible para Dios.
    Nada es tan complicado que Él no pueda remediar.
    Ninguna relación puede estar tan destruida que Él no pueda reconciliar.
    Ningún hábito es tan profundo que Él no pueda eliminar.
    Nadie es tan débil que Él no pueda fortalecer.
    Nadie está tan enfermo que Él no pueda sanar.
    Ninguna mente es tan opaca que Él no pueda resplandecer.
    Cualquiera sea nuestra necesidad, si confiamos en Dios, Él proveerá.
    Si alguna cosa causa preocupación y ansiedad, póngase en las manos de Dios. Dejemos de pensar en la dificultad y confiemos en el socorro de Dios, y recibiremos Su amor y Su poder y todas nuestras cargas serán alivianadas."
    Elena G. de White
    Mis mensajes... para ti...

    Contacto: [email protected]

    Comentario


    • #3
      Principios para la oración: Cómo obtener respuestas (Tomado de Estudiando juntos, por Mark Finley)

      1. Nuestro amante Señor nos invita a buscarlo (Luc. 11:13; Mat. 7:11; Sal. 65:2; Mar. 11:23-24).

      2. Asegúrese de que su vida está rendida a la voluntad de Dios. Esté dispuesto a dejar todo lo que no esté en armonía con su voluntad (1 Juan 5:14-15; Mat. 26:39).

      3. Llévele a Dios todo lo que le aflija o preocupe en alguna manera (1 Ped. 5:7; Sal. 55:22).

      4. Incluya alabanza, gratitud y acción de gracias en todas sus oraciones (Fil. 1:4; Col. 3:15-17; 1 Tes. 5:18).

      5. El propósito de la oración es conducirnos a la unidad con la mente de Dios y a la comunión más íntima con Él (Apoc. 3:20; Efe. 3:16-19).

      6. Dios lo invita a encontrar un lugar tranquilo para orar y buscarlo a Él cada día con todo su corazón (Mar. 1:35; Jer. 29:13).

      7. Aprenda a orar en alta voz cuando sólo Dios lo oye (Mat. 26:39; Luc. 11:1).

      8. Registre las respuestas de Dios y recuente sus bendiciones (Deut. 8:2; 1 Crón. 16:12).
      Mis mensajes... para ti...

      Contacto: [email protected]

      Comentario


      • #4
        Originalmente publicado por Intercesor Ver Mensaje
        La oración, que ha sido llamada “el aliento del alma”, es la manera como usted le habla a Dios. El hecho de que podemos realmente hablar con Dios, comunicarnos con Jesús, hace de la oración lo principal de la vida cristiana.
        ... Tener vida eterna es participar en el conocimiento de Dios. Y el propósito principal de la oración es conocer a Dios. El fin que debe perseguir la oración es la relación, la comunicación... La oración no es esencialmente un medio de comunicar nuestras necesidades. Es un medio de desarrollar y mantener una amistad con Dios.

        La oración es lo que hace que la iglesia cristiana sea diferente al club o fraternidad de organizaciones seculares. La oración hace la diferencia entre el cristianismo verdadero y las otras religiones del mundo. Sin oración no tenemos más que un Libro de información, un credo para tratar de vivir.

        La oración es probablemente la fuente de poder más descuidada en la iglesia cristiana de la actualidad. Pero se nos exhorta a orar sin cesar (ver 1 Tesalonicenses 5:17). Como ya lo hemos señalado, la oración ha sido llamada el aliento del alma. Nadie vivirá mucho tiempo sin respirar. Es una de las necesidades más críticas del cuerpo humano. Lo mismo es cierto para el cristiano, desde el punto de vista espiritual. Las circunstancias nos pueden separar del cuerpo de Cristo, del privilegio del compañerismo con otros que comparten su fe en él. Usted puede estar ciego, incapaz de leer la Palabra por usted mismo. A lo largo de los siglos, muchos héroes de Dios han sido a veces encarcelados y se los ha despojado de sus Biblias. Pero el privilegio de orar es el sistema para sostener la vida más importante para el cristiano. Está a disposición de cada cristiano. Nadie se lo puede quitar. Cada individuo tiene acceso ilimitado al Dios del universo.
        A veces algunos consideran a la oración como una especie de lista de regalos de Navidad que le pedimos al Cielo, la que presentamos para pedir la satisfacción de nuestras necesidades particulares. Pero la oración es mucho más que para obtener respuestas: es para comunicarnos con Dios. Es cierto, se nos invita a presentar nuestras necesidades a Dios en oración. Pero mucho más que eso está a nuestra disposición. Podemos hablar con él como con un Amigo. De cualquier manera, él conoce todo en cuanto a nosotros, de modo que no podríamos decirle nada que lo induzca a rechazarnos. Nunca se aburre o se cansa de oír a sus hijos.

        La promesa bíblica es que Dios oye y contesta las oraciones de su pueblo. Cuando hablamos con él llegamos a conocerlo mejor y a confiar más en él.

        Fuente: Morris Venden en Maná matinal y Cómo conocer a Dios – Un plan de 5 días.
        Gracias por enmarcar esta necesidad vital, ciertamente sin la oracion somos muertos en vida.

        pido oracion por mi persona para aferrarme mas a la Oracion...

        Bendiciones para todos
        Jehová da la sabiduría,y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia;
        www.DefensaAdventista.com

        www.SeferOlam.org
        prov 2:6
        sigpic

        Comentario


        • #5
          GRACIAS hermanos queridos por tan maravillosa reflexion, me ha alentadomucho
          La publicare para gloria y honra de nuestro Dios y beneficio espiritual de todo el que la lea.

          Comentario

          Trabajando...
          X